Los templarios en Extremadura (II)

La constitución legal de la Orden Templaria.

           La Orden del Temple fue fundada en Jerusalén, aunque su constitución legal como Orden se produce en el Concilio de Troyes en enero de 1128, donde el Papa Horacio II la autorizara eclesiásticamente. Inicialmente se funda con el nombre de “Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón” (en latín, Pauperes Commilitones Christi Templique Salomonici), aunque a posteriori pasaron a ser conocidos como Caballeros Templarios o Caballeros del Temple.

            El Concilio pidió a los nobles y a los príncipes que ayudasen a la nueva fundación y encargó a Bernardo de Claraval (monje cisterciese francés y Abad del Monasterio de Claraval) que redactase una Regla original para los Templarios. La decisión de San Bernardo fue la de adaptar al Temple la dura Regla del Cister, con arreglo a la cual la Orden militar organizó su vida monacal. Los templarios, en cuanto monjes en sentido pleno, debían pronunciar los votos de pobreza, castidad y obediencia, más un cuarto voto de contribuir a la conquista y conservación de Tierra Santa, para lo cual, si fuera necesario, darían gustosos la vida. Con los tres primeros votos solemnes, es decir, que solo podían ser dispensados por la Santa Sede, los templarios se convertían en verdaderos monjes, integrantes de una Orden religiosa plena y no de una simple asociación de caballeros. El cuarto voto, el mismo que los cruzados emitían con carácter temporal mientras estuvieran realizando su “peregrinación armada”, se convertía para ellos en perpetuo, denotando su condición militar según el espíritu de la Cruzada.

            Bernardo escribió en 1130 el “Elogio de la nueva milicia templaria“, que asoció a los lugares de la vida de Jesús con infinidad de citas bíblicas. Intentó equiparar la nueva milicia a una milicia divina:

 “Aspira esta milicia a exterminar a los hijos de la infidelidad […] combatiendo a la vez en un doble frente: contra los hombres de carne y hueso y contra las fuerzas espirituales del mal.”

Elogio de la nueva milicia templaria.

Inicios y expansión 7

Bernardo de Claraval

 

           Los Estatutos aprobados por el Concilio describieron que el hábito o el uniforme de los caballeros se compondría de una capa blanca con una cruz roja en el hombro, como la de los cruzados franceses, y su estandarte estaba partido en negro y blanco.

          La cruz estaba colocada sobre el hombro izquierdo, encima del corazón. En el caso de los caballeros, sobre el manto blanco, símbolo de pureza y castidad. En el caso de los sargentos, sobre el manto negro o pardo, símbolo de fuerza y valor. Así mismo, el pendón del Temple, que recibe el nombre de baussant o bauceant, significa semipartido, ya que también incluía, como hemos dicho, los colores blanco y negro.

Inicios y expansión 8

           Después de recibir la regla básica, cinco de los nueve integrantes de la Orden viajaron, encabezados por Hugo de Payns, por Francia primero y por el resto de Europa después, con el objeto de recoger donaciones y alistar caballeros en sus filas. Se dirigieron inicialmente a los lugares de los que provenían, con la certeza de que serían aceptados y asegurándose cuantiosas donaciones. En este periplo consiguieron reclutar en poco tiempo una cifra cercana a los trescientos caballeros, sin contar escuderos, hombres de armas y pajes.

 Clases de templarios.

           Los templarios estaban divididos en cuatro clases: caballeros, hermanos laicos, capellanes y sacerdotes. A la cabeza de la orden estaba el gran maestre, con rango principesco, quien tenía el poder de designar a los oficiales inferiores.Inicios y expansión 9 Su posición de autoridad estaba limitada por el capítulo general, que determinaba la guerra y la paz con los sarracenos. Durante una vacante en el oficio de gran maestre, la orden era dirigida por el gran comandante. El gran maestre era escogido por el voto mayoritario de 13 electores debidamente cualificados. La vocación de caballero concordaba mal con el propósito monástico de la oración y consecuentemente los estatutos mostraron una tendencia continuada a subordinar este último deber. Lo que se aprobaba en el capítulo era mantenido en secreto estricto. Los castigos impuestos para las transgresiones de los miembros eran generalmente más suaves que en las órdenes monásticas. Sin embargo, ofensas tales como simonía, asesinato de un cristiano, robo, sodomía, perjurio, rebelión, huida cobarde ante el enemigo o deserción ante los sarracenos, suponían la exclusión de la orden.

            El ejemplo atrajo a un buen número de invitados, y se extendió por los diversos países de la cristiandad, teniendo sedes en Francia, Inglaterra, Alemania, España, Portugal, Suecia, Dinamarca, Polonia, Cerdeña, Sicilia, Chipre, Constantinopla y otros lugares. De esta forma, de trescientos miembros a finales del siglo XII, los templarios pasaron a quince mil a finales del siglo siguiente.

Inicios y expansión 10

Templario. Grabado sobre madera de finales del siglo XVI.

Biblioteca Nacional de París

           Militarmente, sus miembros se encontraban entre las unidades mejor entrenadas que participaron en las Cruzadas; los miembros no combatientes de la Orden gestionaron una compleja estructura económica dentro del mundo cristiano, creando, incluso, nuevas técnicas financieras que constituyen una forma primitiva del moderno banco. La Orden, además, edificó una serie de fortificaciones por todo el mar Mediterráneo y Tierra Santa.

Inicios y expansión 11

            Importante es resaltar que los caballeros templarios daban un salto de fe. Consagraban su vida a un propósito que está por encima de la humanidad: servir a Dios. Dejarlo todo. De este modo, los caballeros templarios renunciaban a todo tipo de bienes personales, siendo la Orden la propietaria de todos ellos. Por ello mismo, adoptaron la siguiente divisa: “non nobis Domine, non nobis, sed nomini tuo da gloriam” (Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino por la gloria de tu nombre).

Inicios y expansión 12

Dibujo: L. Cordero (2015)

          Inicios y expansión 19

 

Su promesa era del siguiente tenor:

Inicios y expansión 13

  Inicios y expansión 14

Dibujo: L. Cordero (2015)

Y su fuerza:

Un Caballero de Cristo es un cruzado en todo momento, al hallarse entregado a una doble pelea: frente a las tentaciones de la carne y la sangre, a la vez que frente a las fuerzas espirituales del cielo. Avanza sin temor, no descuidando lo que pueda suceder a su derecha o a su izquierda, con el pecho cubierto por la cota de malla y el alma bien equipada con la fe. Al contar con estas dos protecciones, no teme a hombres ni a demonio alguno”.

 Estatutos de la Orden Templaria.

            Fue en 1168 (aunque algunos estudiosos lo fijan en 1187) cuando se redactaron los estatutos jerárquicos de la Orden, una especie de reglamento que desarrollaba artículos de la regla y normaba aspectos necesarios que no habían sido tenidos en cuenta por la regla primitiva (como la jerarquía de la Orden, detallada relación de la vestimenta, vida conventual, militar y religiosa o deberes y privilegios de los hermanos templarios, por ejemplo). Consta de más de 600 artículos, divididos en secciones.

             Desde el comienzo, la orden deja bien claro que se trata de una caballería militar y así reza en sus estatutos. “Siempre deberán aceptar el combate contra los herejes aunque estén en proporción de tres a uno“. En cuanto a sus obligaciones, entre otras, se dictan las siguientes: “Comerán carne tres veces por semana. Los días que no coman de ella, podrán comer tres platos” y en lo que se refiere al aspecto religioso, su obligación consiste en comulgar tres veces al año, oír misa tres veces por semana y hacer limosna tres veces por semana.

             El Papa Inocencio III les concede en 1139 una Bula con numerosos privilegios, entre los que podemos destacar:

  • Conservar el botín tomado a los sarracenos.
  • Están bajo la tutela exclusiva de la Santa Sede.
  • Están exentos de diezmos.
  • No se les puede exigir ningún tipo de servicio feudal.

La humildad y pobreza de los templarios queda patente en el sello y símbolo usado por los mismos; dos caballeros templarios montados sobre una cabalgadura. El sello plasma la recogida y traslado de los peregrinos que iban a Jerusalén.

Inicios y expansión 15

inicios y expansión 17Inicios y expansión 15

Los elementos distintivos de los templarios.      

            La armadura de los templarios era muy ligera, comparada con las de la época, y pretendía conseguir con ello una caballería ligera y una gran movilidad como infantería. La vestimenta era muy completa y estaba preparada para soportar los rigores del frío y calor.

Inicios y expansión 20

Caballeros templarios (mantos o capa y túnica:

Inicios y expansión 21Inicios y expansión 22Inicios y expansión 23Inicios y expansión 24

 

 

 

 

Espadas y puñal:

Inicios y expansión 25Inicios y expansión 26Inicios y expansión 27Inicios y expansión 28Inicios y expansión 29Inicios y expansión 30Inicios y expansión 31

Escudos:

Inicios y expansión 32Inicios y expansión 33Inicios y expansión 34Inicios y expansión 35

Inicios y expansión 36Inicios y expansión 37inicios y expansión 38

Cascos:

Inicios y expansión 39Inicios y expansión 40Inicios y expansión 41Inicios y expansión 42

Inicios y expansión 43inicios y expansión 44Inicios y expansión 45Inicios y expansión 46Inicios y expansión 47

Inicios y expansión 48Inicios y expansión 49Inicios y expansión 50Inicios y expansión 51Inicios y expansión 52

Guantes de hierro:

Inicios y expansión 53Inicios y expansión 54Inicios y expansion 55Inicios y expansión 55

Mallas de hierro:

Inicios y expansión 56Inicios y expansión 58malla

Inicios y expansión 59

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s