La nomofobia nos invade

         En cualquier evento en que nos podamos encontrar, incluso en los lugares abiertos y caminando por las calles, el paisaje que se divisa responde a lo que parafraseando a Quevedo, en el soneto burlesco que dedicada a Góngora, podía decirse que responde a la imagen de personas pegadas a un móvil, en un espectáculo que todos hemos creado y que lo único que denota es que estamos inmersos en un padecimiento que se denomina “nomofobia” (nuevo término acuñado del anglicismo “nomophobia”), como patología que consiste en sufrir ansiedad o miedo al olvidar el móvil, quedarse sin batería o estar fuera de cobertura, y creer que estamos incomunicados. Esto es, un miedo irracional a estar sin teléfono móvil.

nomofobia-portada_94951

         Según los expertos, constituyen síntomas evidentes de este padecimiento la sensación de ansiedad, taquicardias, pensamientos obsesivos, dolor de cabeza y dolor de estómago. La dependencia es ya un fenómeno social, especialmente entre los jóvenes, cuya adicción llega al 29 por ciento en los menores de 24 años.

movil-y-educacic3b3n

         En paralelo se desarrolla otro efecto “phubbing” (término formado a partir de las palabras inglesas phone –teléfono- y snubbing –ignorancia, rechazo-), que consiste en el acto de menospreciar a quien nos acompaña, al prestar más atención al móvil u otros aparatos electrónicos que a su persona. En vez de socializar con las personas con las que estamos en ese momento, lo hacemos virtualmente con la que están al otro lado del dispositivo.

phubbing_dr

          Es común que los humanos echemos la culpa a los demás, siendo cada uno de nosotros meros sufridores que cabalgamos penalizados por la corriente que nos arrastra. Vamos sin voluntad propia para distinguir entre lo que nos viene bien o mal. Mísera sociedad que nos hace inútiles. Pero claro esto es una actitud fácil para no asumir responsabilidades, optando por la cómoda posición de actuar “sin saber”. Es palpable en casi todos los ámbitos de la vida, incluso como evasiva para que se nos considere como inocentes ante el más flagrante delito.

          Pero la realidad es que cuando nos dejamos llevar, arrastrar, y el móvil se nos pega a la mano, levantándonos presurosos para verlo y echando la última mirada del día, realmente es que nos va la marcha. Tan culpables como confabulados con quienes nos empujan a esta adicción.

          Aquí, como en tantas otras cosas, debería jugar un papel fundamental la educación que se pueda dar a los jóvenes para prevenir este tipo de patologías. Como con acierto sostiene Jonathan García-Allen, en el artículo “Síndrome FOMO: sentir que la vida de los demás es más interesante”, “el problema principal no son las nuevas tecnologías, sino el uso patológico de las mismas, que puede materializarse tanto en adicción como en usos que pueden generar problemas psicológicos”. Así es, no pretendamos matar las moscas a cañonazos, la clave no es la prohibición de estos buenos medios puestos a nuestro alcance y el efecto positivo que pueda brindarnos en nuestras relaciones, sino en aprender a usarlos correctamente. Prevenir es importante tanto en el ámbito familiar como en los colegios.

           El problema se hace tan acuciante que escucho por los medios de comunicación que una determinada empresa o marca comercial va a sacar al mercado un teléfono móvil que nada más sirve para hacer llamadas, sin otro tipo de prestaciones complementarias. Se pretende, en suma, eliminar la adicción a esos otros usos que hoy permite la cada vez más avanzada tecnología y que, al final, nos lleva a provocar adicciones no recomendables. Veamos qué resultado aporta esta vuelta atrás que tiene un claro fin: salvar al ser humano de ese desenfreno al que le lleva las nuevas tecnologías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s