Tiempo de exaltados

           No sé si será que los años me están haciendo perder el hilo de lo que acontece en esta sociedad que me ha tocado vivir, a la que me cuesta seguir, pero cada vez con más intensidad chirría en mi mente observar cómo los exabruptos e insultos de quienes los proliferan a diario les convierte en una especie de héroes populares. Aquellos que van con el silencio de la educación les hace caer en tierras movedizas para ir hundiéndose lentamente ante el clamor de quienes desean que salgan de esta vida. Cambios en el modo de vivir que más bien diría yo son tiempos para la destrucción social, aunque corra el riesgo de que pidan que me retire a los aposentos que acoge a los que se desea que no acudan más a las urnas electorales.

        El ejemplo parte de la masa política, esa que de antaño convertía a los foros de representación como fuente de cultura y que ahora encierra a gladiadores prestos al ataque. Ya incluso queda en lo recóndito de lo dulce los feroces ataques de Alfonso Guerra, mano dura del aparato socialista español en momentos donde se buscaba el tránsito político. Hoy su postura sería de un bendito… en la educación. Lo que se lleva es la boca grande, exaltada, el insulto directo sin ningún giro literario, porque así se alcanza popularidad, convirtiendo al exaltado en protagonista de los medios de comunicación, presos igualmente de noticias fatídicas para sobrevivir. El modesto, el que pide con la fuerza de la razón, está condenado a la injusticia del olvido, de la falta de atención.

           Ocurre que la juventud cabalga en la educación del exaltado. En otros tiempos, la lucha estudiantil era clamorosa contra la falta de derechos humanos y de la imposición política. Se concentraban los esfuerzos en la reivindicación por la libertad y los derechos fundamentales. Ahora el estudiante actúa con ahínco para hacerse hueco entre la clase política. En las universidades proliferan asociaciones y grupos dirigidos por las fuerzas políticas. Utilizados para que el poder no se resienta. En una gran mayoría, buscan el título académico oficial y el que les abra las puertas de la política, esa del empleo fácil. Amén de que los estudiantes no aúnan fuerzas sino que se dividen en grupos que buscan entre sí el liderazgo para manejar el entorno. Veía hace poco a un estudiante amenazando con coger el móvil y levantar a todos los medios de comunicación. Presumía de su fortaleza. Si alguien pensaba que este pobre crío andaba suelto se estaba equivocando. insulto6Otra estudiante se mostraba públicamente como una cobra ante un gobernante, hecho que le convertía en portada de los periódicos. Protagonista y heroína. Al final, los días posteriores insistían en lo sucedido ahora para ensalzar su currículum con el historial de lucha activa que mantenía, convirtiéndola así en protagonista estudiantil y ejemplo a seguir. Incluso el medio de comunicación hacía propaganda del blog de la criatura que, por cierto, acudía a ese encuentro como uno más de los muchos que favorecían su lucha, y que no era otra que la del desencuentro con todo lo instituido.

         Pero es que el fervor juvenil que cada día campea con más entusiasmo en los campus universitarios, hace que más pronto que lejos conviertan a estos territorios en demarcaciones de difícil gobierno, y no lo digo solo por los estudiantes sino también para los que día a día se aprovechan en su interior de la coyuntura creada para favorecer el sistema lo más endogámico posible.

            Lo que señalo no son muestras aisladas de una sociedad que, en general, cabalga en la misma dirección controvertida. Cómo no si los distintos partidos políticos están dando permanentes clases de corruptelas, y de manejo social. Las luchas políticas no se muestran acordes con los postulados que preside su insignia y principios, sino con la búsqueda del enfrentamiento para intentar salir airoso del combate. insulto4Da igual lo que se lleven por delante y a quienes puedan sacrificar con ese desmesurado deseo de cabalgar con la espada en alto, pues los muchos “doberman” de cada partido aprovechan la más mínima para levantar a las masas. Felices de cumplir un papel tan rastrero, tan poco útil para poder avanzar progresando y hundiendo a la sociedad en el fango de la lucha. Con el malicioso lema de “estás conmigo o estás contra mí”, tan contumaz como propulsor de la lucha y el enfrentamiento social. Pero parece que cualquiera que sea el signo que tengan los partidos, si no se entra en el mercadeo del insulto teatral, no se consigue el apoyo popular. El pueblo es a veces tan débil como para meterse en el lío simplemente por creer a quien le empuja, sin ver su interés torticero.

          Al final, con este mundo creado podemos ver cómo se actúa con la tensión a flor de piel en todos los órdenes de la vida. No se tiene paciencia alguna frente a lo que pueda incomodar, y la inmediata respuesta es la boca grande, la que te hace percibir el aliento de la agresividad interior y la mala educación que se atesora.

         Así no. Creo que actuar con la cordura, el raciocinio y la educación favorece la convivencia social. Si queremos progresar en lo humano y no viendo crecer el ombligo de cada uno. Espero ansioso que alguien me pida el voto con estas premisas. Y los que van de otro modo, no deberían gastar el tiempo ni papeles en inundar panfletos con ideas falsas del momento. Propugno el lema de que lleguen “Tiempos de cordura” para erradicar los de exaltación. Aunque para ello tengan que cambiarse las caras de los que ya están demasiado vistos… y son sobradamente conocidos.

Un comentario en “Tiempo de exaltados

  1. Esther Vázquez

    Totalmente de acuerdo contigo, son tiempos de enfrentamientos continuos y de poca tolerancia y educación, en la que cualquier pretexto sirve para hundir a otro sin miramientos, creando una sociedad que poco vale la pena si solo se mira por uno mismo. Una muy buena reflexión, un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s