El poder de la atracción

         Cada día aprendes algo nuevo. No es ésta una frase hecha de las muchas que utilizamos sin sopesar en su alcance y veracidad. Porque eso de que ya lo sabemos todo es mera utopía; y si no que se lo dijeran a Sócrates cuando intuía con su maestría que no saber nada es lo que detectas cuando vas sabiendo; porque conforme vas conociendo la realidad del universo te vas dando cuenta de lo minúsculo que es tu conocimiento.

         Aprendes de lo que ves y de lo que interesa profundizar, y los maestros de la vida son tantos como sujetos aparecen en el pasaje de tu recorrido. Las lecciones que se corresponden con la vida son perfectamente impartidas por cualquiera que exponga una vivencia propia.

      Viene al caso esta filosófica introducción por una experiencia propia. Estando en el disfrute de esa deliciosa bebida refrescante, pude advertir que al camarero que me la facilitaba se le acercaba peligrosamente uno de esos insectos himenópteros de color amarillo con bandas negras, que estaba preparado para hacerse un lugar con la muestra conminatoria de un flamante aguijón que lucía sin gracia alguna. Vamos, una avispa dispuesta a que nadie evitara postrarse en el delicioso aperitivo que portaba el servil trabajador.

       Mi reacción fue inmediata, advirtiendo de esta ingrata presencia que perturbaba la paz del lugar. Pero mi inquietud no sirvió para que sobresaltara el servicial camarero, que lejos de sentirse amenazado me iba a teorizar sobre la fuerza que tiene la mente para ayudar a que se cumpla lo que deseas, y en este caso para que esa amenaza no se viera cumplida. Como buen maestro de la vida, me dio la lección magistral que había aprendido de la sabia lectura que le ofrecía la llamada “ley de la atracción”. Con bibliografía incluida.

         No pude cuanto menos que irme meditando, eso sí con la tarea de profundizar en el conocimiento para conocer algo más de esta muestra. El estudio que hizo me permitió volver en otra ocasión y mantener una conversación más profunda, no sin mostrar mi agradecimiento a quien me había abierto el camino para conocer y entender las leyes secretas que rigen las vida. Como entendieron desde Platón insignes personalidades de nuestra historia (Galileo, Beethoven, Edison, Carnegie, Einstein, y otros muchos inventores, teólogos, científicos y grandes pensadores).

      En realidad, la lección que se me había dado era simplemente una muestra para facilitar el entendimiento de algo más profundo. Entramos así en eso que algunos llaman poder secreto del universo, y que no es más que dirigir nuestra mente para que nos lleve a conocer el mundo que deseamos. la-ley-de-la-atraccion-el-poder-de-la-menteSi la mente controla todo lo que vemos o lo que sucede a nuestro alrededor, podremos convenir que seremos capaces de elegir la dirección que toma nuestras vidas. Y de este modo, la vida que quiera llevar, y la felicidad que quiera tenerse se encuentra en las manos de cada uno, por aquello de existir una energía científicamente inapreciable que nos puede ayudar a conseguir lo que queramos.

        Insisto en conocer algo más de todo esto y me encuentro con teorías que sustentan lo tratado. Como si se tratara de una fuente de emisión de frecuencias, estamos en disposición de elegir las que deseamos atraer. Significa que los pensamientos que una persona posea, conscientes o inconscientes, como pudieran ser las emociones, creencias, anhelos y similares, provocan consecuencias afines a lo que se desea. En definitiva, aprender a controlar los pensamientos se erige en fuente capital de frecuencias energéticas que nos ayuden a dirigir el camino que deseamos.

      Parece una película pero me encuentro que la ciencia ha llegado a extraer conclusiones certeras sobre ello. Así, el trabajo realizado por los físicos cuánticos modernos sugieren que todo en nuestro universo circundante ha surgido del pensamiento, con el funcionamiento del cerebro humano como fuente directa de poder de todo lo que experimentamos y vemos. Los físicos cuánticos corroboran que todo está compuesto de energía, y nosotros mismos somos pura energía.

atracción

        Por ello, no estamos refiriéndonos a la necesidad de poner en marcha rituales, acudir a manuales o guías prácticas que nos faciliten la aplicación de la ley de la atracción en nuestras vidas. Todo está en la mente, que es el verdadero poder que mueve el universo.

          Con todo, hay que convenir que la idea carece de un respaldo científico. La ley de la atracción es una creencia que podemos calificar de pseudocientífica en virtud de la cual los pensamientos (conscientes e inconscientes) influyen sobre las vidas de las personas, como unidades energéticas que devuelven una onda energética similar a la emitida.

        Tampoco puede llegarse a desvirtuar la esencia de estos postulados para tratarlos como hace años hizo una película: El Secreto. Se llegaba a concebir una aplicación esperanzadora de que todo pensamiento positivo generaba, casi de inmediato, la consecución de todo lo que se desea. la ley de la atracciónLo ahora tratado es un proceso más incisivo en el que el pensamiento puede atraer energías acordes con lo deseado, pero nada es perfecto y matemático. Parece consecuente deducir que la intención y concentración en la búsqueda de algo ayuda a acercarte al objetivo, pero en modo alguno conforma un resultado cierto. Camilo Cruz es el autor del libro “La Ley de la atracción. Mitos y verdades sobre el secreto más extraño del mundo“, y manifiesta lo siguiente: “los pensamientos de riqueza que albergues en tu mente son la semilla que dará fruto a la riqueza que deseas, pero no hará que por arte de magia tu cuenta bancaria crezca sin esfuerzo de tu parte. Para que esto ocurra debe haber armonía entre tu manera de pensar y tu forma de actuar“. Queda claro.

      Hoy con mi buen y servicial amigo camarero comparto su idea, en lo que pueda resultar de positivo, para permitir erradicar esos pensamientos negativos que a veces nos afligen, pero seguiré sin fiarme del arma de los insectos. Por si acaso, no me aventuraré a que la mente sea el único medio de alejarlos de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s