Protagonistas en la sombra

          En esta vida estamos acostumbrados a ensalzar a los que, por una razón u otra, se convierten en protagonistas de una sociedad hambrienta de ídolos en los que poder mirarse. Todos sucumbimos a la belleza o atracción de los que ocupan las primeras portadas en los medios de comunicación, a los que admiramos por considerar que tienen una inteligencia inusitada o por la admiración que nos producen sus éxitos o popularidad y que desbordan nuestra humilde posición, porque a todos ellos parece que debemos rendirles pleitesía por considerarlos lo más. Como si el resto de mortales simplemente tuviéramos que agradecer el hecho de estar en el mundo para poder advertir tanta exquisitez y, en algún momento, recibir una graciable sonrisa que nos permita sentirnos felices.

         Pero lejos de este mundo irreal que se vende, los muchos protagonistas de la vida son los que día a día vemos a nuestro alrededor y con su trabajo y tesón nos permite, y también a los prepotentes ídolos, avanzar. ¿Podría entenderse un mundo de ídolos sin que existieran   los que les idealizaran?

        A veces eso de estar arriba o abajo es simplemente una cuestión de suerte. Aun teniendo méritos semejantes, siempre debe aflorar esa pizca de fortuna que te haga escalar el peldaño al que no todo el mundo llega. Cuantos artistas sucumben en el trayecto que lleva a la gloria, y pocos son los afortunados que consiguen alcanzarla.

         Pero insisto, los protagonistas de la vida son los que van en el pelotón, porque son los que hacen carrera, los que ayudan y convienen estrategias que, a la postre, permitirán a alguno merecer el triunfo, el dichoso pódium al que pocos llegan.

protagonistas3

         Fijémonos en nuestro alrededor, desde que emprendemos la aventura diaria. Qué bueno que haya habido alguien que, en el descanso nocturno, haya permitido que salgamos a la calle con el recorrido presto para seguirlo. Y que ya nos precediera quien ahora me permite coger un medio público para acudir al trabajo o para facilitar el delicioso desayuno. Ponerse a trabajar con otros compañeros que hacen factible que lo que se labora tenga razón de ser. Que exista un pueblo y sus gentes que consuma o necesite de nuestro servicio para seguir adelante. Que aporte sus impuestos para que la sociedad pueda avanzar y permita a los desafortunados por la falta de empleo o enfermedades que se beneficien de la ayuda de los demás.

Protagonistas2

       Que existan personas anónimas, dotadas de capacidades para que la medicina avance, se posibilite la ayuda al enfermo, se produzca lo que necesitamos para el consumo. Que tengamos quien nos aporte lucidez y conocimiento para que sepamos resolver lo que de otro modo seríamos incapaces. Que alguien vele por la seguridad, permitiendo tener la deseada paz social. Y, en definitiva, que existan esas personas que se apiaden de los demás cuando la necesidad aparezca.

         Por todo ello, a todas y cada una de las personas que día a día luchan para vivir y permitir que los demás podamos hacerlo, mi consideración como auténticos protagonistas de la vida, que sortean los obstáculos para no fenecer y mostrar la mejor de las caras posibles. Aunque se silencie la consideración debida, es más relevante este apoyo moral que el causal entretenimiento de quien la popularidad parece otorgarles el todo. A veces, esos protagonistas de fachada exterior son los que más ansían alcanzar el premio del protagonismo interior, ese que no tiene dobleces ni es fruto de la mera imagen, del engaño que representa lo superficial.

         A todos ellos, a los que veo y me cruzo a diario, agradecido a su importante aportación, mi deseo de que se sientan tan valedores como quiero que se les reconozca. Por permitirnos vivir y seguir adelante. Sin portada pero ínsitos en ella. La grandeza del espíritu de las personas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s