La bondad humana

         En un mundo en el que acostumbramos a ver las muchas muestras negativas que aflora de la debilidad humana, e incluso incidir en la parte más borrosa que presentamos, con esa toxicidad que ensucia la convivencia, no parece razonable que se obvie la parte positiva que por fortuna todavía existe en el interior de las personas.

        Me llamaba la atención una lectura que realizaba recientemente y que ahora mismo no pongo en pie su procedencia, en la que una persona venía a decir que en las vicisitudes que ha vivido en la carretera le llamaba la atención la situación en la que viéndose inmerso en un problema mecánico del vehículo, al pedir ayuda nadie paraba para asistirle; en cambio, en otra ocasión, cuando tuvo una avería e intentaba por sí mismo solventar el problema, no faltaban los que se acercaban para brindar su ayuda. Pues sí, esto que parece un tanto ilógico muestra la faceta que tiene el ser humano. Se desconfía de una petición de asistencia que podría no ser cierta y, en cambio, cuando se aprecia lo verídico de un estado de necesidad no faltan los que abren su interior para demostrar que el ser humano no es tan brusco, independiente y autónomo como a veces parece mostrar.

        El caso es que puestos a ver esa otra cara de la moneda, la que desearíamos que se mostrara en la caída producida tras ser lanzada al aire, no voy a dejar de prestar atención a esa multitud de humanos que, de maneras muy diversas, y con carácter totalmente voluntario, prestan asistencia a otros, o se involucran en un mundo inverosímil para acudir a la ayuda que precisan los menos favorecidos, esos que no han tenido la suerte de nacer en el lado del mundo apropiado para verse beneficiados, y que se ven envueltos en unas necesidades tan básicas como para que, si lo pensáramos bien, debería hacernos sonrojar por la insolidaridad que mostramos.

bondad2

       Por fortuna para la colectividad humana no todos se mantienen de espalda a estas situaciones de necesidad. La ayuda a enfermos o necesitados está presente a través de varias asociaciones que se dedican a prestar esta atención. Ver esa dedicación desinteresada es algo que no parece llamarnos la atención más que cuando, estando envueltos en una de esas desagradables situaciones de padecimiento, observas cómo se acercan para decir que no estás aislado y solo. Cuánto se agradece este apoyo moral cuando los remos de la vida son difíciles de empujar para seguir adelante.

bondad4

         Al igual que los grupos de personas que por medio de las oenegés trabajan día a día para mantener la esperanza de vida de niños de ese llamado tercer mundo. Como gotas de agua que caen en el desierto surge esa faceta de quienes no les importa dedicar parte de su vida, de su tiempo, a ayudar a los demás. Y todos con el silencio de sus pasos porque aquí no hay más premio que la conciencia limpia y la felicidad de facilitar asistencia al necesitado. Bendita predisposición que hace ver a las personas con la compostura apropiada a su condición humana.

bondad3

          Tampoco falta en este mundo la faceta de ayuda que surge en esos amigos que son los que responden a esa condición en el estricto campo de lo que depara el término. Los que están cuando se necesitan. A veces no los verás pegados de continuo, porque puede que no sean de los camaradas de copas y diversión cotidiana, pero están siempre presentes de un modo u otro para aparecer en el momento preciso. Ese instante en que los otros, los del mero compadreo, sueltan las agarraderas porque ya no interesa tu compañía. Los amigos de verdad no dejan de prestar una asistencia que conlleva dedicación y sentimiento puro. No tienen reparo en estar y perseguirte en esos momentos difíciles, esos que siendo de tal calibre exigen una entrega intensa, soportando el vendaval. Más que una simple palmadita en la espalda.

         Otro apunte resalto de los temas actuales. Las redes sociales han difundido un vídeo desgarrador en el que un niño de 9 años, que tiene el tipo de enanismo más común llamado acondroplasia, víctima del bullying en el colegio, pide a su madre quitarse la vida. El drama ha impactado no solo en Australia, país de residencia de los afectados, sino en el mundo entero y las muestras de apoyo no se han hecho esperar. Deportistas, personas e instituciones de todo el mundo están haciendo que la cara del pequeño muestre la sonrisa propia de quien estando necesitado de apoyo moral lo recibe. Cierto que jamás debiéramos llegar a casos extremos, pero nunca será tarde para que el ser humano reaccione y muestre lo de positivo que atesora su interior.

       Envueltos todos en un mundo convulsivo, esas personas bondadosas bien podrían reparar en algún momento sobre su vocación y entrega, pero a buen seguro que dejarían de sentirse satisfechos consigo mismo si cambiaran de actitud, de comportamiento humano.

      Porque a la postre, los necesitados a veces precisan poca cosa, simplemente no sentirse solos, recibir un consejo o el consuelo de quien busca un hombro donde apoyarse.

      No está de más que quienes gustamos de observar el actuar de la gente, dediquemos alguna atención para agradecer esa entrega, ya por vernos inmersos en ese tipo de personas agraciadas por la ayuda o simplemente por observar cómo otros pueden verse favorecidos. Porque el discurrir de lo cotidiano no impide despejar la hojarasca para divisar el esplendor de la llanura, esa en la que transita la gente con la voracidad que exige el cumplir con los tiempos. Y reparar en los que, caminando junto a ti, te están ayudando para proseguir el camino.

        Se dice que es de bien nacidos ser agradecidos, pues que quede aquí mi muestra de gratitud hacia esas personas bondadosas que hacen que la vida sea más llevadera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s