Aplicar la regla de los tres 8

         No es nada infrecuente ver en los distintos manuales psicológicos al uso, y repetidamente dicho por los especialistas en la materia, que las veinticuatro horas del día deberían pasar por el cumplimiento de la regla de los tres 8, esto es, ocho horas para trabajar, ocho horas para dormir, y otras ocho horas para el disfrute y ocio de cada uno. Seguir leyendo “Aplicar la regla de los tres 8”