El respeto como premisa

        En la sociedad que vivimos nos hemos acostumbrado a ver cómo el personal se mueve con una alegría inusitada para conseguir sus propósitos de la forma que sea, dicho en el claro y manifiesto uso y abuso que se hace del insulto y la descalificación gratuita de los demás, porque así se piensa que uno se deshace de sus propias ataduras y debilidades para dejar en otros la mancha que pudiera aportarle un beneficio, aunque como digo sea utilizando los medios más espurios que permita la cobarde actuación. Seguir leyendo “El respeto como premisa”

Disconformes consigo mismo

             Observar cómo actúa el ser humano me lleva a detectar que uno de los aspectos que más inciden en nuestro estado de ánimo es el grado de disconformidad que presentamos con nosotros mismos. Digo ello por cuanto es casi una constante en el ser humano mirarse en el espejo de la vida para descubrir que no estamos del todo agradecido con lo que somos y cómo somos. Siempre hay una pega para estar insatisfechos y, por ende, para descubrir que lo que está alrededor nuestro siempre es mejor. Seguir leyendo “Disconformes consigo mismo”