Ávila, la ciudad amurallada

         A esta hermosa ciudad de Ávila he llegado por primera vez, por eso de que nunca antes había tenido oportunidad de conocer -e incluso inquietud- lo que me parecía ser una ciudad que se refugiaba tras una gran muralla y que no podría ofrecerme más aspectos que su panorámica.

        Pero como la sorpresa no tiene límites, he de confesar que al abrigo de la Sierra de Gredos  he encontrado una hermosa ciudad que ha permitido que gozara con su recorrido y descubriendo sus bellos rincones. Un claro ejemplo de historia, monumentos, cultura y tradición, que por algo fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1985, y en el año 2005 se le integró en la Red de Juderías Españolas.

       La magnífica conservación de su centro histórico y sus calles, tranquilas y silenciosas excepto cuando vas encontrando grupos de turistas que admiran sus rincones y siguen con entusiasmo las indicaciones del guía que les precede;  las típicas plazas, iglesias y hermosos palacios renacentistas, al abrigo todo ello de su majestuosa e imponente muralla medieval (de dos kilómetros y medio de perímetro que se encuentran jalonados por casi 2.500 almenas, un centenar de torres, seis puertas y tres portillos), descubren una gran ciudad que ha atravesado tres culturas: judía, mudéjar y cristiana. La condición que tiene, además, de cuna de Santa Teresa de Jesús ha dejado en este entorno un conjunto de edificios religiosos vinculados a la vida de la mística.

       La entrada a la ciudad la voy a realizar por la Puerta de San Vicente, que toma su nombre por la Basílica que está frente a ella. Guarda cierta similitud con otra de las puertas a la que luego me referiré (la del Alcázar), con los mismos elementos defensivos, como las dos puertas, el puente levadizo, el rastrillo, la tronera y el puente entre las dos torres que comprende.

 

         Pero justo antes de cruzar el pórtico me encuentro con la Basílica de San Vicente, que se levanta en la concebida como Plaza del mismo nombre y que se cree fue el lugar donde martirizaron a Vicente, Sabina y Cristeta, cuyo cenotafio se encuentra en el interior del recinto. El exterior del edificio se encuentra presidido por tres magníficos ábsides, la portada occidental, conocida también como el Pórtico de la Gloria de Ávila, y la fachada Sur. Se trata de un exponente románico cuya construcción se inició en 1130 y se extendió hasta finales del siglo XII. Su planta es de cruz latina con tres naves y un brazo de crucero, con la características especial de tener una tribuna sobre las naves laterales.

 

        Tras cruzar la muralla recorremos los interiores de la ciudad hasta llegar a la Plaza del Mercado Chico, un recinto que comenzó a formarse en los albores de la Repoblación de Ávila, a finales del siglo XI. Preside esta plaza el edificio del consistorio, que en su construcción actual se fecha entre 1839 y 1845, modificado y ampliado entre 1862 y 1868. De estilo isabelino y ejecutada en sillería de granito, la fachada, con una composición geométrica, se divide en tres cuerpos horizontales: soportales con pilares de sillería de base cuadrangular donde apoyan los arcos de medio punto; cuerpo intermedio, dividido en tres calles verticales, en cada una de las cuales se abre una puerta a una balconada; cuerpo superior coronado en torres laterales gemelas.

resized_IMG_0853

resized_IMG_0854

     Continuamos para llegar a la Plaza Corral de las Campanas, en la que nos encontramos con la estatua en bronce de San Juan de la Cruz, nacido igualmente en Ávila, amigo y confesor de Santa Teresa. La imagen es de 1962.

 

        En esta plaza se encuentra el Torreón de los Guzmanes, de principios del siglo XVI. Destaca la torre cuadrangular renacentista que, ejecutada en sillería y mampostería, remata en merlones trebolados y matacanes, con atalayas voladas con aspilleras en las esquinas, denotando su carácter defensivo. Fue declarado Monumento Nacional en 1983, es actualmente sede de la Diputación Provincial de Ávila.

resized_IMG_0858

       Junto a esta plaza se encuentra el Palacio de Superunda y el Palacio de los Almarza, y justo enfrente el edificio de Hacienda. El primero es un palacio de estilo renacentista, construido hacia 1580, que fue adquirido en el siglo XX por el pintor italiano Guido Caprotti, vinculado a la ciudad desde 1916.

palacio superunda

       El Palacio de los Almarza es del siglo XVI, ocupado en la actualidad por la comunidad de las Siervas de María.

resized_IMG_0861

             Llegamos ahora a la Iglesia y Convento de Santa Teresa, en una coqueta plaza que acoge una figura en bronce de la santa, que no pasa desapercibida para nadie y todo el mundo inmortaliza con una fotografía a su vera.

 

         La Iglesia fue construida en el más puro estilo barroco, asentada sobre la casa natal de Teresa de Cepeda (Santa Teresa de Jesús). La fachada se presenta en forma de retablo, organizándose en tres cuerpos, en la que llama la atención la imagen en mármol de La Santa, los escudos de los Cepeda y Ahumada, la Orden de los Carmelitas descalzos, el del Conde de Olivares, el de Intendencia y el de Doctora de la Iglesia.

IMG_0879

resized_IMG_0862

IMG_0865

        El interior alberga un importante conjunto escultórico del siglo XVII, obra de Gregorio Fernández: altorrelieve del retablo de la capilla mayor que representa la imposición del collar a Santa Teresa por la Virgen y San José, imagen de Santa Teresa situada en la capilla que ocupa el lugar en el que nació la Mística abulense, Virgen del Carmen, Cristo amarrado a la columna y San Juan de la Cruz. El museo de la cripta está situado bajo el edificio.

 

        Un bello jardín interior nos recuerda la infancia de Santa Teresa, en este recóndito espacio con el que solía jugar con su hermano.

resized_IMG_0874

         Aquí nos encontramos con la Puerta de la Santa que, como puede advertirse, debe su nombre a Santa Teresa. Tiene dos torres cuadradas, y entre ellas cuenta con un matacán (parte saliente con huecos para tirar piedras o líquidos calientes a los atacantes). Una puerta que ha sido reformada en varias ocasiones aun cuando todavía conserva alguno de los bloques de piedra más antiguos.

IMG_0878

         Volvemos atrás por el trayecto antes recorrido para desviarnos hacia otra de las salidas, la denominada Puerta del Alcázar. Pero en el camino llegamos a ver la Iglesia de San Juan, que también posee el título de Monumento Nacional desde el año 1983. De origen románico fue transformada a un estilo gótico con influencias renacentistas, en cuyo interior aún se conserva la pila donde, en 1515, fue bautizada Santa Teresa de Jesús.

resized_IMG_0856

        La Catedral de Ávila es, como no, una de las paradas obligatorias en el recorrido por la capital. Fue proyectada como templo y fortaleza, siendo su ábside uno de los cubos de la muralla, tratándose de la primera catedral gótica de España. Sus torres (una de las cuales quedó inacabada), fueron construidas entre los siglos XIII y XIV, finalizando la construcción del monumento en el XV. Fue declarada Monumento Nacional en el año 1949.

 

        Su interior guarda el sepulcro de Alfonso de Madrigal, el Altar de San Segundo, el de Santa Catalina, el Retablo del Altar Mayor y el Coro. Relevante es señalar que contiene los restos mortales de Claudio Sánchez Albornoz y de Adolfo Suárez.

 

      Los alrededores de la Catedral reúne todo un conjunto de monumentales edificios, cada uno de los cuales proyecta su propia historia . El Palacio de los Velada, que data de finales del siglo XV y principios del XVI, y en el que destaca sobre el conjunto un esbelto torreón, decorado con escudos esquinados y antaño almenado.

palacio de los velada

        El Palacio de Valderrábanos, conocido también por casa de Gonzalo Dávila, que en la actualidad solo conserva su fachada con una interesante decoración figurada y probablemente el núcleo de la torre que fue transformada en el siglo XIX. En la portada se puede ver el blasón de Gonzalo Dávila, regidor de Jerez de la Frontera, que tiene su origen en la toma de Gibraltar. Recientemente reformado, es propiedad de un Hotel.

palacio valderrabanos

       Llegando a la Puerta del Alcázar nos encontramos con la Plaza de Adolfo Suárez, recuerdo al abulense que tuvo un papel de relevancia en la transición de España de la dictadura a la democracia, y en el que se erige un monumento fiel a su figura real, con una placa a los pies en la que figura la frase “La concordia fue posible”, relevante sin duda.

IMG_8952

       Este es uno de los puntos desde donde puede accederse al adarve de la muralla, previo pago de la entrada oportuna, para conocer el entorno desde la panorámica que ofrece.

      Salimos por la Puerta del Alcázar, una de las más impresionantes del recinto amurallado, constituida por dos torres con almenas, unidas por la parte superior a través de un puente que igualmente tiene almenas para mejor defensa. Sobre el arco de la puerta hay una lápida que se refiere a las reparaciones realizadas en la puerta cuando reinó Felipe II.

IMG_0887

 

      De frente una gran explanada  extremuros que ubica la Plaza de Santa Teresa, también conocida como Mercado Grande. Una plaza que fue remodelada no sin polémica por Rafael Moneo, especialmente por el edificio de viviendas de lujo que se separa complemente del estilo de la plaza y de la zona. Comparto la crítica pues el cruce de estilos arquitectónicos no puede ser tan lamentable, circunstancia que me impide colocar su imagen.

IMG_0888

        Al fondo se encuentra la Iglesia románica de San Pedro, de románica construcción, es de la misma época de la Basílica de San Vicente pero conserva un estilo más puro al no haber sufrido tantas restauraciones. En su atrio los monarcas juraron respetar los fueros de Castilla, lo que denota la importancia de esta iglesia en el período de mayor relevancia política de la ciudad.

IMG_0889

      Tiene planta de cruz latina, con nave central de mayores dimensiones que las laterales. Iniciada en el segundo cuarto del siglo XII y concluida ya en el siglo XIII, tras un período en el que las obras estuvieron paralizadas. Fue declarada Monumento Nacional en 1914.

         En la triple cabecera, con ábside por cada una de las naves, aglutina un magnífico repertorio escultórico con motivos vegetales, faunísticos, geométricos y escenas bíblicas. En el siglo XIII se cubrirían las techumbres con bóvedas de cañón y crucería.

        La fachada principal se articula en dos cuerpos con tres puertas de acceso. El cuerpo superior está dominado por un gran rosetón, y el inferior, que alberga una portada en la que el vano de entrada es magnificado por seis arquivoltas sin decoración. Similar, pero de menores dimensiones, es la portada meridional. El acceso norte es el más elaborado, moldurado con cinco arquivoltas, dos ornamentadas con las típicas rosetas de Ávila.

      En el interior destacan las tablas distribuidas por los muros de las naves, los altares renacentistas, el retablo de la capilla mayor, y sus rejas.

      Me queda por referirme a la gastronomía del lugar, en cuya variedad destacan los excelentes asados y el famoso chuletón de ternera de Ávila, como meras muestras de un rico recetario en el que, por lo demás, no puede olvidarse la repostería, con esas célebres y exquisitas yemas de Santa Teresa. Hay de mí con estas debilidades.

resized_IMG_0855

       Con ello concluimos un nuevo viaje que queda grabado en la mente. Y para que quede memorizado en su entorno, al marcharme hago una parada obligada en el humilladero llamado Los Cuatro Postes. Fue creado en la Edad Media como hito de la romería de San Leonardo. En su concepción actual muestra una estructura levantada en el siglo XVI, situada a las afueras de la ciudad, en la carretera de Salamanca, muy cerca del río Adaja y de la ermita de San Segundo. Su construcción es simple: sobre un pódium, se alzan cuatro columnas que soportan un entablamiento adornado por escudos. En el interior se levanta una sencilla cruz de granito. Un proyecto que fue concedido por el Consejo (Ayuntamiento) al cantero Francisco de Arellano en 1566.

 

         Desde aquí, la vista de Ávila es francamente preciosa, de punta a punta.

resized_IMG_0921

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s