La relación en el trabajo

El terreno de lo laboral es ciertamente difícil de sobrellevar si no se tiene claro y asumido el rol que debe presidir la relación entre superiores y subordinados, o usando unos términos más acordes con los tiempos que corren en los recursos humanos de las organizaciones, entre líderes y empleados que conforman el grupo productivo. Igual me da que estemos centrados en el mundo privado o en el público porque hoy en día el clásico modelo funcionarial está más que obsoleto para acudir a otro más eficiente donde proliferan relaciones de grupos que tienen objetivos comunes que cumplir. O al menos a eso debería tender una Administración pública que persiga modernizarse y progresar para no quedarse anclada en las cavernas del vetusto “vuelva usted mañana” y la paupérrima imagen de los manguitos y la visera y que, aunque parezca mentira, todavía subsisten algunas así de visibles espiritualmente en su tratamiento que se hace a los ciudadanos, eso sí, salvando el escollo de estos momentos presentes donde todo es ciertamente anómalo.

Seguir leyendo “La relación en el trabajo”

¿La indiferencia como solución?

Nos estamos moviendo en un terreno tan resbaladizo que en cualquier momento puede producirse un serio problema social en España. Y si no aparece ya como resultado de la crispación lo es por –al menos así puedo detectarlo- por la indiferencia que mostramos. Nos inunda tanta información, variopinta aunque sesgada en su alcance, dirigida para despistar los temas de verdadera relevancia, machacona e insistente con lo que se quiere inculcar,  y que sale muchas veces de bocas tan sucias que, al final, el cansancio nos abruma y nos lleva a eso que parece detectarse y que no es otra cosa que la indiferencia, como manera de protección o autodefensa ante lo que se considera que puede dañar física, moral o emocionalmente. Un estado de neutralidad que realmente supone huir de los depredadores.

Seguir leyendo “¿La indiferencia como solución?”

El refugio en el victimismo

Si hay una estrategia que tiene su éxito es la que utilizan algunas personas cuando usan o incluso abusan del victivismo, como método que permita recibir los apoyos graciables de quienes no lo darían si no fuera por la pena o misericordia que les ofrece quien está apocado en el terreno de la agresión fortuita producto de la casualidad, la mala suerte o el mero subterfugio a la apariencia de esta circunstancia.

Seguir leyendo “El refugio en el victimismo”