La extensión del síndrome de Peter Pan

           Viene siendo una costumbre muy arraigada en los dirigentes y políticos sacudir el muerto -dicho sea en expresión popular- a quienes les precedieron para de esta forma eximirse de sus propias responsabilidades y no afrontar el compromiso que han asumido. Cierto es que, en algún caso esporádico y debidamente justificado, no estará de más decir con suma claridad y transparencia la situación que les lleva a verse mediatizados en cumplir sus compromisos. Pero, como digo, no es la mera palabrería o el truco engañoso el que deba utilizarse para intentar escabullir el bulto de lo que alegremente se comprometía y en la triste realidad de lo existente no puede cumplirse. Hay que decir, a las claras, en qué se sustenta esta apreciación y permitir que, los afectados predecesores, puedan esgrimir sus argumentos.

           Porque este juego politiquero, dicho sea el término en su más amplia acepción y bajuna, está tan visto como para que sean pocos los incrédulos que hoy en día se los puedan creer. Eso de echar la culpa a los demás es muy fácil, pero en la mayoría de las veces no es más que una forma de no reconocer las propias deficiencias gestoras, de no ejercer la responsabilidad y cumplir los compromisos que con tanta pavoneo se querían asumir, de retratarse por las propias debilidades que les invaden.

sindrome2

         Pocas cosas dicen tanto y mal de los concebidos como líderes gubernativos, por el hecho de que no afronten los reveses a los que se enfrentan y utilicen el resorte peregrino de culpar a los demás de todo lo malo que hacen o les sucede.

        A la postre no es más que una muestra infantil de los defraudadores, como esos niños que siempre justifican sus actuaciones culpando a los otros. Una extensión del famoso síndrome de Peter Pan, tan ampliamente estudiado por los psicólogos, y que hace referencia a aquellos adultos que siguen comportándose como niños o adolescentes y que rechazan asumir la responsabilidad de sus actos.

sindrome

        El síndrome de Peter Pan debe su nombre al famoso personaje literario escrito por James Matews Barrie, sobre un muchacho que no quiere crecer y vive en el país de Nunca Jamás donde nadie envejece, si bien fue en 1966 cuando el psicólogo Dan Kiley utilizó este nombre para aludir a ese trastorno que experimentan aquellas personas adultas que manifestaban un comportamiento infantil.

         La chiquillería del adulto no es producto de la casualidad, sino consecuencia del miedo al compromiso, la inseguridad en la toma de decisiones y, en definitiva, la irresponsabilidad de quienes actúan con esta falta de madurez. Porque el compromiso verbal o escrito, antes de sentarse para llevarlo a cabo, puede resultar fácil. Se dice de los políticos que todo vale en el discurso de sus programas. Pero la realidad de lo que se dice y hace es lo que destapa al dirigente como persona verosímil y reconocida.

        Creo firmemente en esas personas firmes en sus convicciones, en su palabra sin altanería, en los compromisos creíbles que asumen, en afrontar los cargos con el decidido propósito de poder cumplir lo dicho, en los que respetan a los demás y a sus predecesores porque a la postre han permitido que se siga, a los que responden tomando decisiones propias, a los que no se escudan en otros para encubrir sus propios errores y deficiencias.

         Si mostráramos algo más de lucidez y no nos dejáramos enmarañar por la nebulosa que envuelve a los que con mera palabrería populista evaden los compromisos que les corresponde, a buen seguro que quedarían al descubierto estos personajes para demostrar su inoperancia y con ello beneficiar a la comunidad.

 

5 comentarios en “La extensión del síndrome de Peter Pan

  1. Pingback: La extensión del síndrome de Peter Pan — El Blog de Chano | Desde mi Salón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s