Dobles caras

         En estos días que tanta pantalla televisiva vemos, nos encontramos con esos personajes que se comunican con múltiples incongruencias y, en especial, nos permite comprobar cómo algunos muestran caras diferentes según el momento y la circunstancia, y que lejos de serlo por el sentimiento propio que aflora en cada instante se detecta que es tan superficial como estudiada de propósito para conseguir el objetivo perseguido, propia de la hipocresía con la que muchos van por el teatro de la vida. Seguir leyendo “Dobles caras”

Día del Padre, sin resquemor

           Me van a perdonar los que repudien esta festividad al no creer en la existencia de padres por aquello de que pudiera maliciosamente pensarse en masculino, esos a los que en algunos momentos hay gente que quiere tirar a la basura y pisotearles por culpa de desaprensivos que más que atender al género lo hacen para hacer ver su casta, la que tienen los bellacos, dicho sea el término en la peor de las acepciones posibles. Seguir leyendo “Día del Padre, sin resquemor”

Joker, desde la realidad de lo que acontece en la vida

        A buen seguro que todos los miles de espectadores que hemos tenido la oportunidad de ver esta magnífica película de Joker, en la que se caracteriza ese carismático personaje envuelto de payaso y con una risa neurótica que es producto de su inestabilidad emocional, encontramos motivos como para tener nuestra propia visión y narración de lo que creemos que significa o se quiere decir con este deambular por la vida de uno de tantos personajes y que, queriendo hacer reír es llevado a la tesitura de tener que mover sus labios con los dedos para que aflorara lo que debería ser natural. Seguir leyendo “Joker, desde la realidad de lo que acontece en la vida”

Carisma vs hipocresías y otras artes mezquinas

         En una reciente lectura a esas múltiples elucubraciones que suelen hacer los que acostumbran a transitar por las redes sociales, me llamó la atención la reflexión que se hacía en torno a las ovejas y los lobos, porque a la postre se vaticinaba –y aquí está la sorpresa- que el peligro no está exclusivamente en estos últimos, a los que se les ve venir con su clara finalidad depredadora, sino en las ovejas que con su tranquilidad y dulzura no sabemos a ciencia cierta por donde van y qué pulula en su interior. Porque no nos iremos a creer que todas son buenas y maravillosas. Seguir leyendo “Carisma vs hipocresías y otras artes mezquinas”