Comarca de Sierra Suroeste (Badajoz)

          Como dice su nombre, esta comarca está situada en el suroeste de la provincia de Badajoz. Limita al norte con las comarcas de Tierra de Badajoz y Tierra de Barros, al sur con el río Ardila, que le separa de Andalucía y Portugal, al este con las comarcas de Zafra-Río Bodión y Tentudía y al oeste con la comarca de Llanos de Olivenza y con Portugal.  

          En el territorio de Sierra Suroeste adquiere un especial protagonismo la presencia de un árbol arraigado a la tierra extremeña, la encina,  que los celtas llamaron kaerques, que es lo mismo que decir árbol hermoso, palabra que hoy, bajo la acepción latina de quercus, le da nombre científico.

          La encina fue árbol sagrado en la Península Ibérica, al igual que en el resto del mundo mediterráneo, recibiendo culto entre los celtíberos, que, como otros pueblos pastoriles, rechazaban los grandes templos llenos de estatuas, propios de sociedades agrícolas.

          Y en la extensión de ese bosque integrado de infinidad de encinas, adquiere relevancia en Extremadura la concebida como dehesa, en la que se integran aprovechamientos agrícolas, ganaderos y forestales, constituyendo en el caso de Sierra Suroeste un ejemplo modélico de equilibrio entre la extracción de productos y recursos útiles muy variados y el mantenimiento de valores ambientales y de madurez ecológica.

           Pero además de este relevante paraje, la comarca presenta un patrimonio histórico-artístico altamente significativo, constituyendo un destino para el viajero deseoso de ver y conocer una historia apasionante. Un legado que hay que descubrir.

          No puede dejarse atrás otro patrimonio, el cultural, que en esta comarca supone el resultado de la fusión de múltiples civilizaciones que siguen “hablándonos” a través de un soberbio legado, que ha merecido en muchos casos la declaración de fiestas de interés turístico, amén de otras muchas celebraciones que brillan con luz propia.

        Con una extensión de más de 1.500 km², la población de esta comarca ronda los 33.000 habitantes. La conforman 10 poblaciones: Fregenal de la Sierra, Higuera la Real, Jerez de los Caballeros, Oliva de la Frontera, Salvaleón, Salvatierra de los Barros, Valencia del Mombuey, Valle de Matamoros, Valle de Santa Ana, y Zahinos.

Comarca Suroeste badajoz

 

1. MUNICIPIO DE FREGENAL DE LA SIERRA.

genera_mapa  Comarca Suroeste

180px-Bandera_de_Fregenal           Aunque de orígenes antiguos (perteneciente a la fenicia Acinus y luego la celtíbera Nertóbriga, cuyas ruinas se encuentran cerca del pueblo; y en época romana se llamó Fraxinus, es decir, “fresno”) no es hasta la dominación árabe cuando se documenta como núcleo poblacional, siendo reconquistada en 1253 por Alfonso IX y en 1283 donada a la Orden del Temple. Por su situación,, perteneció al reino taifa de Sevilla y posteriormente continuó dependiendo de aquella capital hasta que, en 1833,  pasó a integrarse en la provincia de Badajoz.

           Fregenal de la Sierra  es otro de los muchos pueblos extremeños vinculados al jamón de bellota, donde es posible conocer el proceso de elaboración de este manjar y degustar las múltiples propuestas gastronómicas que ofrece el cerdo ibérico.

Fregenal Sierra

Plaza Mayor. El conjunto histórico de que dispone Fregenal de la Sierra está declarado Bien de Interés Cultural y estimado como uno de los más extensos y mejor considerados de Extremadura. El centro de la villa está presidido por la Plaza Mayor, que constituye el principal núcleo comercial y económico de la población. Se encuentra adornado por la fachada lateral de la Casa Parroquial, de estilo neogótico, por la Casa Consistorial y por una de las tres fachadas que en su día formaron los soportales de la Plaza Mayor: un conjunto de arcos de medio punto que en la antigüedad sirvieron de apoyo a los feriantes en los días lluviosos.

fregenal 2

Castillo-Fortaleza. Dispone de siete torres, de las cuales sobresale la Torre del Homenaje, sobre la que se edificó un campanario con reloj en el siglo XVIII. Una vez que el castillo perdió la función militar y como medida para encontrar nuevas fuentes de ingreso para el mantenimiento del culto a la patrona de la ciudad, la Virgen de los Remedios, el Mayordomo de la Virgen recibe la autorización del Concejo Sevillano (propietario del edificio en ese tiempo) para la construcción  de la plaza de toros en el interior del castillo, iniciada en el año 1782 y finalizada posteriormente entre los años 1794 y 1795.

2. MUNICIPIO DE HIGUERA LA REAL.

HIGUERA LA REAL86px-Escudo_de_higuera

            Se localiza en las proximidades de Fregenal, en dirección al sur, sobre un dominio de acusado atractivo natural. La población dependió tradicionalmente de este centro como aldea, bajo el apelativo de Higuera de Fregenal. El lugar resulta rico en contenidos arqueológicos, encontrándose en sus alrededores el asentamiento de Castrejón del Capote, con importantes vestigios tartésicos.

            En 1633 se independizó de Fregenal mediante el pago de 8.000 escudos, adquiriendo el título de Villa exenta y el nombre de Higuera la Real por concesión de Felipe IV.

HIGUERA LA REAL

Calle e Iglesia de Santa Catalina. Entre las calles blanqueadas del centro de la población se erige la Iglesia de Santa Catalina, en un edificio que sobresale de los demás y que data del siglo XVI. El retablo que ocupa la cabecera del templo es un conjunto de dos cuerpos y un ático que se asienta sobre su correspondiente banco y cuya ordenación es la típica de los retablos sevillanos del segundo tercio de siglo XVII. 

3. MUNICIPIO DE JEREZ DE LOS CABALLEROS.

jerez    114px-Jerez_de_los_Caballeros.svg

            Situada en el corazón de la comarca serrano se encuentra la población de Jerez de los Caballeros, de terrenos accidentados cubiertos de tupidas dehesas de encinas que alimentan una abundante cabaña de ganado porcino ibérico, base del inigualable jamón ibérico.

          Domina la amplísima y extensa vega del río Ardila, afluente del Guadiana con maravillosas vistas panorámicas de sorprendente belleza, sobre todo desde el balcón que constituye su hermoso Parque de Santa Lucía, con el respaldo de sus murallas y la magia de su fortaleza, al fondo.

          Testimonios arqueológicos atestiguan la presencia humana en la comarca desde épocas remotas (los fenicios la llamaron “Ceret” y los romanos “Fama Iulia” o “Caeriana”; en el año 711, tras la batalla de Guadalete, pasó a estar bajo dominio musilmán y se llamó “Xerixa” o “Xeris”), pero no será hasta la reconquista por Alfonso IX cuando entre definitivamente en la historia. Al ser donada a la Orden del Temple se constituye en cabeza del poderoso Bayliato, que abarcaba una amplia zona de la que formaban parte la mayoría de los pueblos de alrededor. Los templarios consolidaron la alzaba árabe dando lugar a lo que ahora conocemos como la fortaleza templaria, y levantaron el recinto amurallado que protegía la ciudad. En la fortaleza se encuentra la famosa Torre Sangrienta, en la que perdieron la vida los últimos caballeros templarios de Jerez. Luego pasó a la Orden de Santiago bajo cuya influencia consolido su desarrollo.

jerez1

Iglesia de San Bartolomé. Es una obra del siglo XV, con reformas en el XVI y XVIII. En el exterior destaca la portada con abundante decoración y la esbelta torre, con base granítica y cuerpos de ladrillo con revestimientos de vistosa cerámica. El interior, de tres naves y algunas capillas, alberga un buen retablo mayor realizado en 1691 por José de la Barrera, así como el sepulcro de mármol de Vasco de Jerez y su esposa, realizado en 1535.

jerez 2

Iglesia de San Miguel. Ubicada en el centro del casco urbano de la población. Su proceso constructivo abarca desde mediados del siglo XV hasta el final de la etapa barroca. El aspecto externo del templo es un majestuoso conjunto de impresionante y equilibrada belleza, en la que destaca la afiligranada torre barroca, sólida construcción de ladrillos con aplicaciones ornamentales de barro cocido y con basamento en piedra granítica, sobrepasando la altura de 60 metros, concluyéndose la obra en 1760, con la colocación del giraldillo.

jerez 3

Iglesia de Santa Catalina. Del siglo XV, es un edificio de estilo gótico con algunas modificaciones posteriores. La fachada es de estilo barroco y la torre, de estilo más bien clasicista, data de la segunda mitad del siglo XVIII. La iglesia tiene una planta rectangular, con una nave con bóveda de crucería. En el interior destaca el retablo mayor, con la imagen de Santa Catalina en madera policromada.

jerez 4

Iglesia de Santa María de la Encarnación. Data del siglo XV y ampliada posteriormente en el siglo XVI. Se cree que la iglesia fue construida sobre algún tipo de templo anterior, probablemente visigodo. Está situada junto a la Fortaleza Templaria existente en la localidad. Presenta una planta de cruz latina con tres naves cubiertas por bóvedas de cañón sobre pilares cruciformes. El crucero está cubierto con una cúpula renacentista sobre la que se eleva un estirado pináculo.

4. MUNICIPIO DE OLIVA DE LA FRONTERA.

OLIVA  120px-Escudo_de_Oliva_de_la_Frontera

           Oliva de la Frontera está situado geográficamente al S.O. de la Capital, de la que dista 84 kilómetros. Su término municipal tiene 149,2 kilómetros cuadrados. Orilla con Portugal y la provincia de Huelva, Oliva de la Frontera limita al Norte con Zahínos y Villanueva del Fresno; al sur con Portugal y Encinasola (Huelva); al este con Jerez de los Caballeros, y al oeste con Valencia del Mombuey y Portugal.

           De antecedentes romanos según atestiguan los restos hallados en su ámbito, y activo bajo los árabes, el enclave pasó a los templarios en la etapa medieval. En 1337, junto con Valencia del Mombuey, fue entregado a don Pedro de León, Señor de Marchena, quien en 1402 vendió ambos lugares a Gómez Suárez de Figueroa, incorporándose así al Señorío de Feria.

          En el siglo XIV resultó destruido también durante las guerras hispanoportuguesas, quedando reducida la población a tan sólo 4 vecinos. En el XV se estimuló su repoblación mediante diversos privilegios y se erigió una fortaleza para seguridad de sus moradores, consiguiéndose su pronta recuperación. En 1654 y 1705 fue arrasado de nuevo, volviendo a florecer otra vez, de manera que a finales del XIX su censo alcanzaba ya casi los 5.000 moradores. En 1758 obtuvo el título de Villa exenta. Crónicas del XVIII mencionan todavía la existencia de la fortaleza, obra de la que en la actualidad no se conserva el menor vestigio.

oliva

Santuario de Ntra. Sra. Virgen de Gracia. Obra levantada en el siglo XV, se cree que sobre una basílica visigoda anterior, que fue remodelada en el siglo XVIII y XIX. Su aspecto actual data de la reconstrucción prácticamente total realizada a principios de la presente centuria según proyecto de Rafael Béjar Mendoza. Sobre el atrio delantero, y como obra independiente, se alza la hermosa torre barroca construida en 1772.

5. MUNICIPIO DE SALVALEÓN.

SALVALEÓN92px-Escudo_de_Salvaleón.svg

150px-Salvaleon

           La antiquísima villa de Salvaleón encuentra su enclave histórico en el asentamiento celta del vecino Monte Porrino, al suroeste de la provincia de Badajoz. Su marco natural presenta un relieve quebrado, cubierto de dehesa, monte bajo y otra vegetación frondosa y húmeda con abundancia de cuevas. Esta situación privilegiada en el fresco valle dentro de la Sierra Suroeste, últimas estribaciones de Sierra Morena, hace que tenga un clima ideal para el perfecto curado de jamones, lomos y otros productos del cerdo ibérico.

          Posiblemente algún núcleo romano fue el antecedente de la actual población. Lo que si es cierto es el culto cristiano en época visigoda, como así lo dicta el templo del siglo VII ubicado en el territorio de la actual iglesia. Durante la época musulmana fue abrigo mozárabe. Según cuenta la leyenda en el castillo que se alza sobre un monte cercano y del que apenas quedan restos de la construcción, se refugió Ibn Marwan, fundador de Badajoz.  Éste, junto al rey asturiano Alfonso III, sorprendió al ejército del Emir de Córdoba en las inmediaciones de la fortaleza de Monsalud, derrotándolo en el año 886. En el 1228 fue reconquistada y repoblada por unidades leonesas. Se vio perturbada por las guerras con Portugal en los siglos XIV y XV. En 1462 la familia Suárez de Figueroa logró el señorío sobre la villa y pasó a formar parte de la Casa de Feria.

           Resistió las contrariedades bélicas de la Guerra de Restauración portuguesa, siendo saqueada en el año 1644 así como en la Guerra de Sucesión Española. En 1706 fue tomada por un ejército anglo-holandés-portugués.

62

Ermita de Ntra. Sra. de Aguasantas. Se encuentra enclavada dentro del pueblo y en ella se encuentra su patrona. Este edificio sirvió en su día de cementerio para personas con gran miseria y mendigos.

6. MUNICIPIO DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

SALVATIERRA   99px-Salvatierra_de_los_Barros.svg

             Salvatierra de los Barros se localiza próxima a La Parra, sobre un emplazamiento que participa de sus mismas condiciones geográficas, ocupando posición muy estratégica en una encrucijada de caminos que la conecta con todos los núcleos de los alrededores. Su apelativo debe considerarse relacionado, no con el partido judicial que así se denomina, de la que Salvatierra se encuentra separada por un conjunto de sierras que establecen una clara divisoria entre los territorios de las dos vertientes, y en los que, dado el alejamiento y las evidentes diferencias geofísicas, no resulta encuadrable, sino con el material que sirve de base a la actividad por la que la población resulta universalmente conocida: la arcilla alfarera o barro.

204

Castillo. Fue mandado edificar por Alfonso IX hacia 1190 y quedaría en manos de la corona leonesa hasta 1444, cuando Juan II lo donó al Marqués de Villena. Desde esa fecha el castillo va a cambiar constantemente de dueño y va a ser objeto de continuas disputas. En el siglo XVIII caerá en manos de la casa de Medinacelli y de ahí a manos de particulares. Sus numerosas Torres redondas remiten a la arquitectura militar de los siglos XII y XIII, tratándose al parecer de una edificación reconstruida por los cristianos sobre otra procedente de época musulmana.

205

Monumento a la alfarería de Salvatierra de los Barros. La población es conocida internacionalmente por lo que  ha sido desde hace siglos una de sus vértebras económicas: la alfarería. En homenaje a esta labor, se erige en una rotonda de acceso al pueblo un espectacular botijo de 1.300 kilos y 4 metros de alto.

7. MUNICIPIO DE VALENCIA DEL MOMBUEY.

VALENCIA MOMBUEY   114px-Valencia_del_Mombuey.svg

           Valencia del Mombuey se sitúa entre Oliva de la Frontera y Villanueva del Fresno, justo en la línea fronteriza con Portugal. El lugar fue comprado en 1402 por Gómez Suárez de Figueroa, pasando a integrarse en el Señorío de Feria. Durante las guerras con Portugal del siglo XIV quedó destruida y despoblada hasta el extremo de quedar sólo un vecino en la localidad. En 1641 y 1704 resultó incendiada y arrasada de nuevo por los portugueses, siendo conocida a partir de entonces como Valencita la Quemada.

            Hasta su asolamiento en el siglo XVIII el núcleo se localizaba en lugar distinto, a unos 2 Km. del actual, llamado Fuente del Higo. En la actualidad constituye un pequeño asentamiento de carácter eminentemente rural, integrado con el hermoso paisaje que lo rodea.

FullSizeRender (19)

Ermita de San Benito. Se sitúa a las afueras de la población, siendo su realización del siglo XVIII. Se caracteriza por estar construida en dos volúmenes cúbicos, rematados por cubiertas a dos aguas y en forma de bóveda. En ella se combina el uso de la piedra y de ladrillo (siendo este último el material principal). Su fábrica es de tosca mampostería sin encalar y de reducidas proporciones. La cubierta es de cúpula sobre pechinas rematadas por tejas árabes, colocadas en posición invertida. La fachada frontal presenta una portada clasicista con una espadaña coronando el hastial. Al interior, sobre las pechinas aparecen medallones con figuras pinturas.

8. MUNICIPIO DE VALLE DE MATAMOROS.

genera_mapa (1) 93px-Escudo_de_Valle_de_Matamoros_(Badajoz).svg

            Se trata de un pequeño núcleo muy próximo a Valle de Santa Ana, situado sobre una orografía accidentada en las cercanías de Jerez de los Caballeros, del que dependió tradicionalmente como aldea, ocupando asentamientos de gran belleza natural, cubiertos de abundante vegetación en la que abundan los castaños, las zarzas y las huertas.

             El origen del nombre de la localidad tiene diferentes versiones; según la tradición, el nombre de la localidad se debe a una supuesta matanza de árabes en este lugar por los cristianos de Alfonso IX a mediados del siglo XIII. Pero hay otra hipótesis que basa el origen del toponimio en un apellido muy común en Jerez de los Caballeros y que llevaba el personaje fundador del núcleo.

            Este lugar ostentó la consideración de aldea de Jerez de los Caballeros, perteneciendo sucesivamente a las mismas jurisdicciones que detentaron la posesión de tal centro. En 1370 se incorporó a la Orden de Santiago, en virtud de la donación realizada por Enrique III de Castilla. En 1653 durante la guerra de separación de Portugal del Trono de España, el lugar resultó incendiado y saqueado por los portugueses, quedando parcialmente destruido. Posteriores enfrentamientos con Jerez de los Caballeros se saldaron con grandes destrozos en el municipio.

VALLE MATAMOROS

Ayuntamiento. El principal atractivo del Valle de Matamoros reside en la configuración urbanística y el carácter de su arquitectura popular, cuya trama origina perspectivas y rincones del mayor pintoresquismo. Singular es, en este orden, el característico edificio en el que se instala el Ayuntamiento del pueblo.

9. MUNICIPIO DE VALLE DE SANTA ANA.

VALLE DE SANTA ANA 114px-Valle_de_Santa_Ana.svg

           Al igual que Valle de Matamoros, se trata de un pequeño núcleo muy próximo a él, situado sobre una orografía accidentada en las cercanías de Jerez de los Caballeros, del que dependió tradicionalmente como aldea, ocupando asentamientos de gran belleza natural, cubiertos de abundante vegetación en la que abundan los castaños, las zarzas y las huertas.

            Por un lado, se piensa en un inicial asentamiento alrededor de una vieja ermita dedicada a Santa Ana, motivo por el cual se justifica el topónimo de la población. Y por otro lado, otras opiniones consideran más reciente su creación, allá por los siglos XVII – XVIII, y justifican su aparición con la llegada de algunas familias jerezanas que huían de una epidemia que asolaba su localidad, y que llegados a estas tierras del valle, lo nombraron inicialmente como Valle del Pino.

             No fue hasta 1860, cuando se establezca como municipio independiente de Jerez de los Caballeros.

VALLE SANTA ANA

Fuente. En la calle Constitución se encuentra una fuente construida con sillares de granito, con dos vasos; el primero de estos vasos tiene pilastra de granito con un caño, y está rematada con cornisa y esfera también de granito; el segundo vaso es más bajo y hace las veces de abrevadero.

10. MUNICIPIO DE ZAHINOS.

ZAHINOSZAHINOS ESCUDO

            Se localiza en el borde oriental de la Sierra, en el ámbito de Jerez de los Caballeros y Oliva de la Frontera, muy cerca del límite con Portugal. Los cercados de piedra con sus porteras, las piaras de cerdo ibérico, los chozos de los pastores, las carboneras, los antiguos molinos y puentes medievales, y otras expresiones genuinas de las formas de vida tradicionales de la región, salpican el terreno ofreciendo un evocador conjunto de extraordinaria riqueza paisajística y etnográfica.

           Aunque no se tienen muchos datos sobre el origen de Zahínos, se le atribuye origen templario -como puede deducirse de los restos en una cercana ermita templaria, conocida como El Monasterio-. Probablemente, la población se asentara originariamente en la antigua calle Cantarranas, en la que se han hallado restos anteriores incluso a la construcción de la ermita templaria.

         Tras su inclusión en la Orden del Temple el núcleo perteneció sucesivamente al Señorío de Alconchel, a Jerez de los Caballeros, a la Casa de Mondéjar y a la Casa de San Juan y Piedras Albas.

           Después de los importantes daños recibidos durante las guerras con Portugal en el siglo XVII, la población resurgió en el lugar donde ahora aparece, por lo que ciertas fuentes la señalan como de construcción moderna, estimando esta época como su principio.

            En la época medieval, el poblado perteneció al señorío de Alconchel; el Castillo, que inicialmente fue una destacable fortaleza, paulatinamente fue destruida para construir en ese mismo lugar nuevas edificaciones para la creciente población. A mitad del siglo XVIII son derruidos los lienzos de las murallas para levantar las Casas Capitulares. En la zona más elevada, se encontraba la iglesia parroquial y los restos del castillo tal y como actualmente podemos verlos.

Zahinos

Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de los Remedios. Se encuentra próxima al Torreón y al Ayuntamiento de la ciudad y presidiendo la plaza alta de la misma. La Virgen de los Remedios, de modesta apariencia exterior e intrigante estructura interna que llama la atención por lo poco habitual de su disposición y la riqueza de sus componentes morfológicos y espaciales. En el interior de la Iglesia destaca el Cristo de la Salud, talla de madera policromada de 1773 y el  Cristo de la expiración, patrono de la villa y símbolo del fervor religioso popular, fechado en 1781. También el Retablo, Altar e Imagen de la Virgen de los Remedios, patrona de la Parroquia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s