La ruta de los Pilones en la Garganta de los Infiernos

El norte de Extremadura depara rincones de suma belleza, como ya he tenido ocasión de relatar en otros paseos senderistas que he acogido en el blog, al proliferar los enclaves naturales que merece disfrutarlos cualquiera que sea la época del año en que nos encontremos porque en cada estación brilla alguna luz diferente. No puede decirse por ello que sea una u otra la temporada de mayor belleza paisajística.

Seguir leyendo “La ruta de los Pilones en la Garganta de los Infiernos”

Alfonso IX de León y la ciudad de Badajoz

Decía y repetía con asiduidad un buen amigo mío, tristemente desaparecido en fechas recientes, que hay momentos en la historia de los pueblos que la indiferencia es un crimen; un dicho que tiene carga de profundidad y que me viene ahora ni que a pedir de boca en este relato por aquello de que una ciudad como Badajoz ha mantenido en el cuasi olvido a un personaje histórico, Alfonso IX, rey de León, que hizo tanto por esta ciudad como conquistarla a los musulmanes para incorporarla al entonces existente reinado de León, cristianizando por ello a un recóndito lugar que se había mantenido más de cinco siglos en poder de distintos pueblos morunos asentados en estas tierras (el cronista Hauberto Hispalense, personaje y narrador de acontecimientos del siglo IX, fija la llegada de los invasores árabes a Badajoz en el año 715), con el recuerdo físico inaudito de dejar aquí construida la mayor Alcazaba existente en Europa.

Seguir leyendo “Alfonso IX de León y la ciudad de Badajoz”

El Valle del Jerte y sus cascadas naturales

Los recorridos por Extremadura siempre dan sorpresas por las múltiples variantes que ha dejado la madre naturaleza. En este paraíso se encuentra el Valle del Jerte, la comarca natural situada al noroeste de Extremadura, a la que siempre se acude para referir la belleza sin par que representa la estacional aparición de los cerezos en flor, un espectáculo inigualable que todos los años viste de manto blanco a la inmensa extensión que ocupa. Pero esta zona mantiene su esplendor dando más regalos para la vista: sus bosques, piscinas naturales, y cascadas de inmensa belleza. No es de extrañar que se convierta en un lugar privilegiado en cualquier época del año, incluso en verano para refugiarse del calor que asola en otros lugares próximos.

Seguir leyendo “El Valle del Jerte y sus cascadas naturales”

Símbolos del pasado: los rollos y picotas de Extremadura (I)

         En el recorrido que podamos hacer por los distintos pueblos extremeños, en especial por la provincia de Cáceres y de forma más aislada en la de Badajoz, nos encontraremos con unos singulares monumentos que presentan como elementos fundamentales la existencia de una columna (que puede ser cilíndrica o poliédrica), por lo general de piedra caliza o granítica, lisa o acanalada, plantada directamente en el suelo o elevada sobre gradas, para concluir coronada por un capitel del que pueden salir figuras de diverso tipo a modo de gárgolas. Y, con cierta frecuencia, se observa la personalización con escudos indicativos de su abolengo. Seguir leyendo “Símbolos del pasado: los rollos y picotas de Extremadura (I)”

La mirada de Badajoz hacia el río Guadiana

      Si hay un testigo excepcional del transcurso del tiempo y de cómo ha ido evolucionando la ciudad de Badajoz es, precisamente, ese río Guadiana que le atraviesa para regocijo de una tierra que sería inhóspita y agreste si no contara con la magnitud del discurrir de unas aguas que tanto podría decir de cuanto ha ido aconteciendo. Seguir leyendo “La mirada de Badajoz hacia el río Guadiana”