Aprender a escuchar

Al igual que el sentido de ver difiere de lo que supone mirar, porque uno se produce simplemente por el hecho de tener la posibilidad de hacerlo, y el otro con plena conciencia y, por tanto, profundizando en lo que se ve y desea interiorizar, en las comunicaciones nos encontramos con otro tanto, distinguiéndose el acto de escuchar y el de oír, que pareciendo lo mismo difieren sustancialmente. He aquí que nos encontramos con el gran hándicap del casi generalizado actuar del ser humano, que fluye o percibe palabras sin reparar en una educada sensibilidad comunicativa que exige un orden, un concierto, un respeto mutuo entre quienes conversan. Así, no es difícil detectar quien oye sin escuchar y quien lo hace con la atención que le merece la conversación y, por tanto, con plenitud de sentido comunicativo.

Seguir leyendo “Aprender a escuchar”

Los esperados cambios sociales

        Se dice que el paso de este mal que nos ha tocado padecer, y que ya duele hasta mentarlo, va a suponer un antes y un después en la mentalidad y forma de actuar del ser humano, por aquello de que el aprendizaje se ha hecho con la profusión necesaria como para no olvidar el mal trago a quienes la diosa fortuna ha perdonado de una fatídica y radical resolución vital. Seguir leyendo “Los esperados cambios sociales”