Coimbra: la ciudad universitaria

        Una de las ciudades que nos encontramos en cualquier repaso que hagamos de los parajes más ejemplares de esa bella tierra que conforma Portugal es Coimbra, pequeña en dimensión pero grande en historia y espectacular en su trazado al aparecer su casco antiguo escalando una colina a orillas del río Mondego, para llegar a lo más alto y encontrarte a la Universidad, tan floreciente como única.

1200px-LocalCoimbra.svg

       Tenía ganas de conocerla y, una vez cumplido el deseo, no me ha defraudado en absoluto. Situado en la parte baja de la ciudad me propongo, como primer objetivo, llegar a la Universidad, la más antigua de Portugal y, de las que están en funcionamiento, de las más antiguas del mundo. Un campus histórico que es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2013 y, por ello mismo, no puede prescindirse de llegar a ella. Lo hago, sin pensarlo, por el entramado de calles antiguas que suben la colina y que guardan verdaderas joyas de la arquitectura portuguesa. Un trayecto sinuoso que te deja sin aliento pero que respira ambiente universitario por todos lados. Me envuelve este entorno y doy por merecido el esfuerzo porque me ha trasladado a otra época. Se comparten espacios con casas para estudiantes, modestas, donde lucen la teja, el encalado en colores pastel y las omnipresentes ventanas de guillotina, cafeterías de reducidas dimensiones, suelo empedrado, luminarias acordes al resto de elementos ornamentales, y en definitiva, una maravilla digna de admirar.

    La Universidad fue fundada en 1290 por el rey Dinis, mediante el documento Scientiae thesaurus mirabilis, que sería posteriormente ratificado por bula del Papa Nicolás IV. Aunque en sus orígenes la Universidad se ubicó en Lisboa, en 1308 se trasladó a Coimbra, si bien no sería definitivo el cambio dado que posteriormente volvió a Lisboa para retornar nuevamente a Coimbra en dos ocasiones, hasta que en 1537 se instalara definitivamente en la ciudad, en los pazos cedidos por el rey João III para ello, un complejo arquitectónico de varios monumentos que están dispuestos alrededor de un amplio patio.

porta férrea2

        El acceso a este palacio lo es por la Porta Férrea, obra manierista de 1634, para cuya visita ha de realizarse el pago de la tasa oportuna. Corona esta puerta la figura de la Sapiencia, insignia de la Universidad que se localiza también en el suelo antes de la entrada. Justo por debajo de la Sapiencia surgen, en posición central –uno a la entrada y otro a la salida de la puerta- los dos reyes que marcaron la historia de la institución: don João III y Dom Dinis.

Coimbra_December_2011-

       Llegas a una explanada (el Patio de la Universidad) donde se sitúan a su alrededor algunos de los edificios universitarios más emblemáticos de la ciudad. Y en el lado opuesto encontramos un mirador desde el que puede contemplarse las mejores vistas de Coimbra. En el patio se erige una escultura solemne de João III.

IMG_3025

       Entrando al Patio podemos ver en el lado derecho, la Via Latina (balcón de columnas y alteradas en la segunda mitad del siglo XVIII). En el centro de la Via Latina hay unas escaleras rematadas con un frontón. En el centro se puede observar un medallón con figura de José I. A través de la Via Latina se accede a la Rectoría y sus dependencias.

IMG_2997

    En altura destaca, en un rincón del patio, la Torre de la Universidad (Torre da Universidade), del siglo XVIII, con una altura de 33 metros, conocida por los estudiantes como A Cabra, al darle este nombre la campana más famosa de la torre. Según la antigua “praxe” (práctica académica), el estudiante que asiste por primera vez a la universidad no puede ir por la calle después del tañido de la campana. Su reloj, acompañado de las campanas que aún suenan todos los días, fueron y siguen siendo una parte imprescindible en los actos académicos y protocolarios.

03B4845D-81BD-4008-A326-74C189859CA9

      La Sala principal de la Universidad de Coimbra es la conocida como Sala dos Capelos, que se utiliza para las ceremonias académicas. Fue antiguamente el Salón del Trono, del siglo XVII. La visita te permite ver el techo de madera que tiene, con pinturas grotescas de Jacinto da Costa; azulejos de estilo alfombra hechos en Lisboa y los retratos de varios reyes: Carlos Falch, João Batista Ribeiro y Columbano Bordalo Pinheiro.

salacapelos

        También puede visitar la Sala do Exame Privado, que era la parte alta del antiguo Palacio Real, que albergaba la habitación del monarca. Fue este el lugar de la primera reunión entre el rector y los profesores en 1537. También se encuentra la Sala das Armas, que pertenecía a la Royal callejón del antiguo palacio, que almacena varias armas de la Guardia Real Académica que todavía se utilizan hoy en día por los guardias en los actos académicos solemnes que aquí se celebran, como la investidura de doctores honoris causa o de los rectores.

sala-das-armas

       Un lugar imprescindible en la visita es la Biblioteca Joanina, construida en el siglo XVIII (entre 1717 y 1728)  por orden del rey Joao V, y que alberga alrededor de 200.000 libros (con ejemplares de los siglos XII al XIX). Figura así entre las bibliotecas más sobresalientes del mundo. En su interior el visitante puede ver una sucesión de tres grandes salas que se comunican y conducen su mirada para la exuberante decoración que envuelven el retrato del monarca promotor, de la autoría del pintor saboyano Domênico Duprà. Se distribuye en un piso superior con las tres estancias unidas por arcos policromados; las paredes se cubren de estanterías rojas y verdes de estilo barroco.

coimbra-universidad

EF8CFCB7-E513-4A02-BF7D-A405EA443E25

  Otros lugares imprescindibles la Capilla de San Miguel, obra de Marcos Pires, que fue construida en 1517, aunque sufriera pequeñas remodelaciones en los siglos XVII y XVIII. Cuando la Universidad adquirió el Palacio Real de la Alcazaba, adquirió igualmente la Capilla, manteniéndola bajo privilegio real. En su interior acoge un gran órgano barroco dieciochesco. En las paredes, el azulejo que dispone es de tipo alfombrado, del siglo XVII. La pintura del techo se debe al lisboeta Francisco F. de Araújo, que la hizo en el final del siglo XVII.

capilla san miguel

      Finalmente puede verse la Prisión Académica. Curiosidad que obedece a los orígenes de la Universidad que disponía de fuero (que duró hasta 1832) y, por tanto, tenía una estancia penitenciaria para los escolares penados. La dependencia tiene pequeños calabozos, abovedados ciegos.

      Justo al lado de la ciudad universitaria, aguas arriba del Mondego, se encuentra el Jardín Botánico, diseñado al estilo italiano por iniciativa del marqués de Pombal en el siglo XVIII. Está rodeado por una artística verja de hierro y, poco antes de fundirse con la ciudad, casi tropieza con el acueducto de Sao Sebastián, levantado por Filippo Terzzi en el siglo XVI sobre una estructura anterior de tiempos de los romanos y que servía para suministrar agua a los barrios altos.

C82C1B1D-7409-4E51-BB14-BF161EA8A6CA

51B5C9D4-7FD5-477E-99DA-1362C35A11B4

        Por la Plaza Dom Dinis puede bajarse las escaleras y seguir en dirección a la Plaza de la República, siempre animada por los cafés de estudiantes. En ella se encuentra el acceso al parque de Santa Cruz, uno de los jardines más románticos de Coimbra y puerta de acceso al campus universitario, que ocupa el lugar de un antiguo monasterio, fue diseñado en el siglo XVIII siguiendo los esquemas de los jardines vesallescos, y que entre sus atractivos cuenta con la fuente de Nogueira o el ponte da Sereia.

Jardim_da_Sereia

     Pero volvamos atrás para situarnos a espaldas de las nuevas instalaciones de la Universidad para advertir la edificación de la Catedral Nueva (Sé Nova), construida por los jesuitas a mediados del XVI como templo privado de la orden y transformada luego en catedral a partir de 1772.

catedral-nueva-coimbra-640x422

       Muy cerca de este templo se levanta la humilde iglesia de Sao Salvador, con su pórtico romántico y, frente a ella, el enorme edificio del viejo Palacio Episcopal (siglo XII), que acoge hoy el Museo Machado de Castro.

IMG_3013

         Un monumento más viene a completar este selecto cogollo urbano de la ciudad alta: la vieja Catedral de Coimbra (Sé Velha), una de las joyas del románico portugués. Construida en el siglo I. El exterior tiene forma de fortaleza por sus muros altos con almenas, que se supone obedecían a los ambientes bélicos de la época en que se construyó. El interior es una auténtica maravilla, además cuenta con un claustro con varias capillas y con un precioso patio interior. A pesar de contar con un deplorable aspecto, sin duda rebasa con creces el interés que tiene respecto de la Catedral Nueva.

1C9B474B-95A9-4962-8F3C-90B5297AC8F9

      Calles abajo alcanzamos el Arco de Almedina, un angosto pasadizo entre casitas bajas que formaba parte de las antiguas murallas medievales. Y ya en las cercanías del río, las callas de Ferreira Borges (comercial y burguesa) y la Couraça de Lisboa marcan los límites del antiguo burgo amurallado.

FC6F2842-53A5-4FFF-99B1-38D4A6E13BA5

       Los puntos de referencia de la ciudad baja o Baixa son la Plaza del Comercio, la rivera del Río Mondego y la Plaza 8 de mayo.

          La Plaza del Comercio se sitúa en el centro de Coimbra y es uno de los lugares más bellos que nos podemos encontrar en el municipio.Tiendas artesanales y exquisitos cafés hacen de ella un lugar perfecto para relajarse, pasear o comprar souvenirs.

Plaza_del_Comercio,_Coímbra,_Portugal,_

 IMG_3176

     En esta plaza se encuentra la pequeña Iglesia de Santiago (Igreja de Santiago), un templo construido entre finales del siglo XII y principios del siglo XIII. Uno de los principales exponentes del románico en Coimbra. La decoración de la portada principal está inspirada en la Catedral Vieja, mientras que la fachada lateral muestra una decoración de conchas en honor al santo al que está consagrada la Iglesia. En el interior destacan las techumbres de madera, la capilla mayor y el retablo en estilo rococó conimbricense.

Iglesia de Santiago - Coimbra

       La Plaza de 8 de mayo sirve de acceso al sector norte de la ciudad y alberga uno de los monumentos más notables de la ciudad, el Monasterio de Santa Cruz.

4C14D430-9CC2-42A7-8668-B16BFBC0EBEB

A56CDFDB-6FE9-46DC-9109-769786980CE4

      Los orígenes de este edificio se remontan a las primeras décadas del siglo XII, cuando fue erigido por orden del rey Alfonso Henriques para servir de panteón real. El propio Alfonso, primer rey luso, y su descendiente Sancho I, fueron enterrados en la Capilla Mayor. El aspecto actual del monasterio es fruto de sucesivas modificaciones y ampliaciones. La más importante de estas reformas se produjo en el siglo XVI, que dio al conjunto su actual fisionomía dentro de los cánones estéticos del manuelino portugués. No hay que dejar de referirse a que esta edificación constituyó la primera sede de la Universidad de Coimbra.

puente santa clara

       Lo más interesante de la ciudad Baixa está al otro lado del río Mondego, que puede salvarse por el puente de Santa Clara. Una vez en la orilla opuesta, el primer edificio reseñable es la iglesia del convento de Santa Clara-a-Velha, último bastión del monasterio de monjas clarisas varias veces inundado por las crecidas del río. Este fue el motivo de que, finalmente, fuera abandonado por las religiosas en 1677.

1200px-Pt-coimbra-convento-staclara2

       Un poco más allá, dentro de un recinto ajardinado, se agrupan los edificios en miniatura del Portugal dos Pequenitos. Un parque infantil apto para disfrutar por los mayores, en el que se han construido réplicas a escala de los monumentos más notables del país, así como abundantes ejemplos de la arquitectura portuguesa.

40AF35D3-BC1C-48EE-A2D4-310FC144B1E8

   IMG_3201

       El Convento de Santa Clara-a-Nova fue edificado entre los años 1649 y 1677, fecha en la que se instalaron las monjas clarisas que antes habitaban el vapuleado monasterio a orillas del Mondego. La iglesia de estilo barroco, alberga el sepulcro de la reina Santa Isabel de Aragón, esposa de Dom Dinis y patrona de Coimbra.

         Aquí culmina mi visita a este bello paraje del que, a buen seguro, quedarán aspectos por ver y para ello no descarto las posibilidades que tenga para regresar en otro momento.

Un comentario en “Coimbra: la ciudad universitaria

  1. La visite por primera vez en el 90, motivos de trabajo, y siempre que viajo a Portugal procuro darme una vuelta, ya que sus edificios rezuman historia y sus callejuelas sentimiento. Hace cinco años que no me doy una vuelta por Portugal. Creo y espero que en la próxima Pascua nos daremos una larga vuelta …
    Gracias por la entrada, me a traído muchos recuerdos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s