La lealtad como valor primario

          No reparo en volver una y otra vez sobre los valores que deben –o deberían- concurrir en los humanos para mejorar y hacer posible la convivencia en una sociedad que, con cierto lamento he de decirlo, parece buscar de manera frenética los ansiados objetivos materiales e intereses propios aun cuando para ello se tenga que prescindir de las más elementales reglas de respeto hacia los demás. Seguir leyendo “La lealtad como valor primario”

El respeto como premisa

        En la sociedad que vivimos nos hemos acostumbrado a ver cómo el personal se mueve con una alegría inusitada para conseguir sus propósitos de la forma que sea, dicho en el claro y manifiesto uso y abuso que se hace del insulto y la descalificación gratuita de los demás, porque así se piensa que uno se deshace de sus propias ataduras y debilidades para dejar en otros la mancha que pudiera aportarle un beneficio, aunque como digo sea utilizando los medios más espurios que permita la cobarde actuación. Seguir leyendo “El respeto como premisa”

¿Es compatible el deporte con la política?

       Seguramente que la pregunta del encabezamiento es respondida casi unánimemente con un contundente “no”, para entrar luego en esa artificiosa explicación que podría darse para decir que el deporte transmite valores nobles y saludables que deben estar por encima de ambientes contaminados, y por ello mismo no puede recibir el desaliento de posturas del color político que sea y que pudieran empañar ese angelical modelo. Seguir leyendo “¿Es compatible el deporte con la política?”

El derecho a exigir un proceso respetuoso

            Después de un pasado reciente que nos está permitiendo ver hasta qué punto tiene paciencia el españolito de a pie, se volverá nuevamente a ese ciclo propagandístico de los que quieren gobernarnos, dicho sea sin ningún tipo de ironía por mi parte, firme creedor y defensor de lo que debe ser un estado social y democrático de Derecho. Seguir leyendo “El derecho a exigir un proceso respetuoso”