Comarca de La Siberia (Badajoz)

           De las tierras de la provincia de Badajoz, una de las más hermosas y a la vez menos conocida es La Siberia. Se sitúa en el extremo nororiental de Badajoz, limita al norte con Cáceres, al este con Castilla-La Mancha, al sur con La Serena y al oeste con las Vegas del Guadiana. La extensión es de 2.736 kilómetros cuadrados.

            Esta tierra, es un espléndido retablo de bellezas naturales y culturales, que ha pervivido a lo largo de los siglos, entre otras cosas, por la consideración hacia sus raíces y el respeto al entorno que siempre han mostrado sus gentes. Se trata de un territorio sembrado de tesoros artísticos -algunos, inadvertidos hasta ahora por muchos-, que mantiene viva una rica tradición en su folclore, sus fiestas, su gastronomía y su literatura de tradición oral.

            Tierra de gentes templadas, abiertas y acogedoras, La orografía de la comarca de La Siberia está claramente marcada por las cuencas de los grandes embalses construidos en diferentes tramos del Guadiana (Cíjara, García Sola y Orellana) y el Zújar (La Serena).  Puede decirse que es hoy la comarca española con más kilómetros de costa, a la vez que presenta, en estado puro, un sugestivo entramado de agrestes serranías, valles encajonados y onduladas llanuras, que conforman un mosaico de animados paisajes de una belleza espectacular. La construcción de embalses realizada en la segunda mitad del pasado siglo XX han transformado los hábitats naturales de la zona y muchas especies se han ido adaptando a lo largo de los años a estas nuevas condiciones ambientales.

          Sus acogedores pueblos también esconden auténticos tesoros históricos y culturales. Los 17 núcleos urbanos que conforman esta comarca conservan con celo lo más rico de un pasado esplendoroso. En estas tierras vivieron celtas, vetones y lusitanos para dejar paso más tarde a los romanos, que dejaron en Extremadura un legado impresionante. Pasado el esplendor romano, los árabes también dejaron sus huellas en esta comarca hasta que Fernando III reconquistara estas tierras para la cristiandad. Luego los donó como señoríos del poderoso Maestre de Alcántara, Don Gutiérrez de Sotomayor, para pasar posteriormente a los Duques de Osuna. Después, gran parte de este terreno estuvo en poder del Monasterio de El Escorial, hasta las desamortizaciones del siglo XIX.

la-siberia

            La conforman los siguientes municipios: Baterno, Casas de Don Pedro, Castilblanco, Esparragosa de Lares,  Fuenlabrada de los Montes, Garbayuela, Garlitos, Helechosa de los Montes, Herrera del Duque, Puebla de Alcocer, Risco, Sancti-Spiritus, Siruela, Talarrubias, Tamurejo, Valdecaballeros y Villarta de los Montes.

1. MUNICIPIO DE BATERNO.

baternobaterno

bandera_de_baterno

           Baterno se sitúa en un llano, al pie del Cerro del Morro, en el borde mismo de la provincia de Ciudad Real. Morfológicamente configura un conjunto muy alargado en planta que se prolonga sobre el eje del viejo itinerario hacia Almadén, con los extremos constituidos por edificaciones de época moderna.

           El medio paisajístico participa del carácter agreste que caracteriza el ámbito.

           Desde su fundación en el siglo XVI, fue aldea de Capilla, de cuya jurisdicción se separó en el XVIII. La población mantiene aún su carácter de enclave apartado, por causa de su localización en un confín del territorio extremeño, alejado de las vías de comunicación que conducen a los centros más importantes del entorno.

img_0904

Casa del Ayuntamiento

2. MUNICIPIO DE CASAS DE DON PEDRO.

casas-de-don-pedroescudo_de_casas_de_don_pedro

bandera_de_casas

            Situada sobre la orilla derecha del Guadiana, en el itinerario principal de acceso a los dominios de la Siberia, la población se asienta en un emplazamiento llano, señalando el confín a partir del cual las suaves ondulaciones cubiertas de dehesas comienzan a transformarse en la impresionante naturaleza de roquedales y bosques que configura todo el extremo nororiental de la Baja Extremadura.

           El topónimo que denomina la localidad se conecta con la exclamación, ¡Casas veo!, que según la tradición pronunció Pedro I de Castilla al divisar, malherido, el lugar, tras su derrota en Montiel.

           Se cree que en los siglos XII o XIII ya existía esta villa, donada a la Orden de Alcántara para la repoblación y colonización de Extremadura.

img_0902

Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol. Construida a partir de finales del siglo XIV y posteriormente reformada. Es de estilo gótico civil y está realizada a base de mampostería de pizarra en los muros y de ladrillo en la puerta, ventanas y mainel. Los muros se encuentran reforzados con contrafuertes cilíndricos en la cabecera y con estribos prismáticos en la nave.

3. MUNICIPIO DE CASTILBLANCO.

castilblancoescudo_de_castilblanco

           La localidad se asienta sobre una colina próxima al embalse de García Sola, dominando la llanura, en el ámbito comprendido entre la orilla izquierda del Guadiana y el río Guadalupejo. Sus naturales son conocidos popularmente en el entorno como berceros o beceros, en alusión a estos peces, debido a la abundante pesca en el cercano río Guadiana. En el aspecto geográfico el territorio presenta las mismas características de naturaleza montuosa y agreste, cubierta de arbolado y vegetación, en muchas áreas producto de repoblaciones recientes.

           Las viviendas recrean una vida un poco más holgada, sin las apreturas típicas de otros pueblos. Aunque remozado en buena parte, todavía quedan barrios casi intactos: el Picocerro y el Perchel son los más conservados, viviendas modestas, pequeñas pero funcionales, pensadas para el trajín diario de la actividad agrícola y ganadera.

         Cada casa una es un monumento al esfuerzo y al trabajo, una joya de la arquitectura tradicional. Todo este mundo está recreado en el Museo Etnográfico de la localidad.

img_0901

Plaza de Castilblanco

4. MUNICIPIO DE ESPARRAGOSA DE LARES.

esparragosa-de-lares      esparragosa_de_lares

           Esparragosa de Lares se asienta en el confín occidental de La Siberia. Por delante de la localidad se abren las inmensas llanadas del valle del Zújar siendo un paisaje de gran belleza natural por su grandiosidad. Parte de estos espacios, antes dehesas de encinares y alcornoques, pastos y zonas yermas, están cubiertos por las aguas de la presa del Zújar y la gigantesca presa de la Serena.

esparragosa-de-lares

Plaza de España. En ella se encuentra el Ayuntamiento. Su construcción es de mampostería y piedra y está blasonado con un granítico escudo. La puerta e entrada queda definida por un arco de medio punto de cantería, encima del cual se abre una ventana rematada en frontón triangular. Un gran balcón sobre repisa de hierro recorre la mayor parte de su fachada. Otros vanos con dinteles de cantería repartidos por la fachada sin guardar simetría y un antepecho con molduras, contribuyen a romper el estatismo de la fachada. En el centro de la plaza se encuentra una fuente construida en el siglo XIX. El material que se utilizó para su construcción fue el granito. Está formada por un pilón circular con gradas a su alrededor. Un vástago cilíndrico central rematado en copa, recoge el agua que sale de un pivote piramidal de cuatro caras. La copa, con orificios vierte el agua potable al pilón.

5. MUNICIPIO DE FUENLABRADA DE LOS MONTES.

fuenlabrada-de-los-montes     escudo_de_fuenlabrada_de_los_montes

bandera_de_fuenlabradadelosmontes

           Ocupa un asentamiento llano de la vertiente de la umbría, sobre las ondulaciones con las que se inician las estribaciones de la Sierra de Los Golondrinos. La población se encuentra a 15 kilómetros hacia el sureste de Herrera del Duque.

            El paisaje, aparece cubierto de dehesa y monte bajo, con abundancia de quejigos, jara y otros arbustos. Sobre los parajes circundantes en que la naturaleza se manifiesta con todo su esplendor, figura la Reserva Natural de Robledillo.

fuenlabrada-de-los-montes

Fuente de la Niña. Se encuentra en la plaza de Fuenlabrada de los Montes, rematada por una figura de bronce (ninfa), que sostiene un cisne. Es conocida popularmente como “la Morita” o “la Niña”. Fechada a finales del siglo XIX, aunque en la actualidad se encuentra restaurada. Consta de dos cuerpos: el cuerpo inferior, geométrico, de donde salen los caños y el cuerpo superior, que muestra a la ninfa llevando a su cabeza un cisne. La figura se muestra estilizada, con ropajes de pliegues que se ciñen al cuerpo.

6. MUNICIPIO DE GARBAYUELA.

garbayuelagarbayuela

            Se trata de un núcleo reducido en el límite ya de las tierras de Ciudad Real, sobre un dominio de suaves ondulaciones cubiertas de dehesa, jaras y monte bajo, en la proximidad de la sierra de los Villares, a mitad de camino entre Siruela y Fuenlabrada de los Montes. Entre sus parajes llama la atención por su interés paisajístico, el llamado “Tabla Corta”, de remansadas y someras aguas.

img_0900

Ayuntamiento ubicado en Plaza de la Constitución

7. MUNICIPIO DE GARLITOS.

garlitosgarlitos

           Se sitúa en el límite meridional de la Siberia, sobre el extremo contrario que Castilblanco y Valdecaballeros, constituyendo el núcleo más antiguo de los que se localizan en el entorno de Siruela.

          Es el núcleo más antiguo de los que se localizan en el entorno de Siruela. La memoria de sus antecedentes romanos se conserva en el nombre de “la ciudad de Minerva” que aún aplican los naturales. Su existencia está documentada en época árabe, de la que perduran restos de un castillo. Tras la reconquistase integró bajo los templarios en la jurisdicción de Capilla, y más tarde en las posesiones del Duque de Benavente.

          En 1635 alcanzó su independencia como villa. Finalmente pasó a pertenecer al Duque de Béjar.

garlitos

Ermita de Ntra. Sra. de Nazaret. En las inmediaciones de la población en el lugar donde al parecer se levantó en la antigüedad un templo a Cibeles y más tarde una basílica visigoda, se encuentra esta Ermita, obra de notable arquitectura, con gran cuerpo y espadaña escalonada, cuya silueta recuerda la de la Iglesia vieja de Peñalsordo, sobre cuyos muros lucen lápidas romanas alusivas a Miróbriga. Se trata, por tanto, de una obra originaria del siglo XIII.

8. MUNICIPIO DE HELECHOSA DE LOS MONTES.

helechosa-de-los-montes     helechosa_de_los_montes

             Enclavada sobre las estribaciones norteñas de la sierra de la Rinconada, a la falda de la de los Batanes, ocupa el área más septentrional del dominio de los Montes, completando dentro del mismo, junto con Fuenlabrada y Villarta, el ámbito de la Calabria.

              Al igual que en el caso de Villarta, el alejamiento del territorio y lo escabroso de la topografía, hicieron que sus comunicaciones fueran también muy dificultosas hasta época reciente, en que la construcción de modernas vías ha hecho fácil el acceso. En su entorno la naturaleza es bravía y grandiosa, ofreciendo panoramas que justifican por sí solos la visita a este rincón. La presencia de las aguas del cercano embalse de Cíjara, extendiéndose entre los agrestes parajes de las sierras y las dehesas, aumenta todavía el atractivo paisajístico de estos parajes.

            El término municipal ocupa una extensión territorial de unos 377 kilómetros cuadrados, uno de los más extensos, y se encuentra a una distancia de 234 kilómetros hasta la ciudad de Badajoz,  en dirección Oeste. Pese a ser uno de los municipios con mayor extensión, su población es muy reducida.

helechosa-de-los-montes

Iglesia de Ntra. Sra. de Altagracia. Construcción de modestas proporciones, edificada en ladrillo y piedra según modelo de pequeña iglesia rural predominante en la zona. A los pies se presenta una modesta torre, conservando todavía en su interior la cubierta originaria de madera del siglo XVI. El templo ha sido restaurado recientemente.

9. MUNICIPIO DE HERRERA DEL DUQUE.

herrera-del-duqueescudo_de_herrera_del_duque

bandera_de_herrera_del_duque

            La localidad es el centro comarcal más importante, cuyo desarrollo se manifiesta en sus equipamientos e instalaciones, configurándose el espacio urbano en torno a una Plaza Mayor, porticada en tres de sus lados. Fue propiedad del ducado de Osuna y es heredera de un rico pasado histórico.

           El pueblo de Herrera del Duque, no tiene fecha concreta de fundación. Su historia abarca desde la ocupación de la zona en la prehistoria con los grupos de cazadores-recolectores del Paleolítico, posteriores asentamientos neolíticos y de la Edad de los Metales hasta llegar a épocas históricas donde ha tenido continuidad hasta la actualidad.

            A 8 kilómetros, unido por una carretera serpenteante que discurre entre paisajes maravillosos bordeando el pantano de García de Sola (Puerto Peña), se encuentra la pedanía de Peloche, sobre el borde mismo del agua. Se trata de un reducido núcleo, hoy también en expansión debido a su privilegiada situación en un ámbito natural de insuperable hermosura paisajística, apacible y tranquilo, abundante en caza, y muy a propósito para el ejercicio del deporte náutico. En sus inmediaciones se localizan interesantes pinturas rupestres.

herrera-del-duque

Fuente. En el centro de la Plaza Mayor o Plaza de España se erigió en 1787 la fuente renacentista que existe hoy. Es de jaspe negro pulimentado, sobre un plano ochavado, con tres gradas desde donde se cogía con cañas el agua para uso doméstico.

10. MUNICIPIO DE PUEBLA DE ALCOCER.

puebla-de-alcocerpuebla_de_alcocer

bandera_de_puebla

            El municipio histórico de Puebla de Alcocer se halla situado en la vertiente septentrional de la provincia de Badajoz, aunque ligeramente orientada hacia Oriente, en dirección a la provincia de Toledo. Constituye una de las atalayas más formidables de Extremadura, pues desde su cima se divisa un panorama de grandiosidad inigualable, cuyos amplísimos horizontes se extienden en todas las direcciones.

            Primitivamente Puebla de Alcocer estuvo asentada al pie de la sierra, sobre el llano, trasladándose posteriormente a su emplazamiento actual, buscando, quizá por razones de seguridad, la proximidad de la fortaleza. Allí se rodeó, además, de la cerca amurallada de piedra cuyos vestigios todavía resultan visibles en algunos lugares.

            El ámbito donde se localizaba anteriormente el núcleo aún resulta conocido por su antiguo nombre tradicional de “Aldeavieja”.

puebla-de-alcocerCastillo. La fortaleza inicial fue construida en el siglo XIII, aunque posteriormente, a mediados del siglo XV, la población fue declarada villa y entregada a don Gutierre de Sotomayor, Maestre de la Orden de Alcántara, quien remodeló el castillo para dejarlo en la estructura que podemos contemplar en la actualidad. Es un castillo del tipo de muro cerrado, en el que prevalecen el grosor y la altura de los muros y la ausencia de huecos. De hecho se caracteriza por disponer de uy pocos ventanales que utilizaban los arqueros para defender la fortaleza. Destaca en este castillo la exagerada altura de la Torre del Homenaje, de planta cilíndrica.

11. MUNICIPIO DE RISCO.

riscorisco

           Próximo a Garlitos constituye, uno de los municipios menores de la región. Ocupa un lugar agreste, en fuerte pendiente, sobre un paraje montuoso y bravío, de orografía escarpada. Este singular emplazamiento en el que se enclava es el topónimo que nomina el lugar.

             En esta localidad abundan los olivos, por lo que la aceituna es uno de los productos que muestran con más orgullo.

img_0899

Iglesia parroquial de San Blas. El edificio, realizado con ladrillo y piedra, se asienta sobre la fuerte pendiente sobre un plinto que le sirve de base, teniendo alrededor un conjunto de espacios irregulares que configuran rincones de acusado atractivo morfológico. 

En su configuración se distingue sobre todo la peculiar fachada, consistente en un gran arco, bajo el que se cobija una portada clasicista, todo ejecutado en ladrillo. Como remate ostenta espadaña del mismo material. La obra representa creación muy singular, cuya presencia en este enclave no deja de llamar la atención. Fue erigida en 1884 por el arquitecto historicista madrileño Juan Bautista Lázaro Diego, autor también de la iglesia de la localidad cacereña de Cedillo, con la que guarda estrecha similitud.

12. MUNICIPIO DE SANCTI-SPIRITUS.

santi-spiritusescudo_de_sancti-spiritus

             Se localiza en un llano próximo a la sierra del Cuchillo, con parte de su territorio inundado por el embalse de La Serena, cuya enorme extensión ha modificado de manera sustancial todos los paisajes circundantes. De tal manera, que lo que antes era agreste y de acusada sequedad, aparece ahora conectado con la nueva realidad, hace poco tiempo insólita, de la enorme masa de agua que el lago artificial constituye. En el entorno, el pueblo es conocido popularmente por el apelativo familiar de “El Pito”, y sus naturales, como “pitusos” o “piteños”.

           Sus primeros moradores fueron gentes de Puebla de Alcocer y Esparragosa de Lares, que acudieron a poblar el enclave en la etapa medieval.

img_0898

Iglesia de Sancti Spíritus. La leyenda dice que un religioso decidió construir un lugar de oración donde a menudo una misma paloma, que él interpretó como el Espíritu Santo, se posaba continuamente sobre un olivo a fin de atraer su atención. Actualmente allí es donde se encuentra la iglesia parroquial de Sancti Spíritus, nombre que tenemos documentado desde el siglo XVI. La iglesia, de estilo mudéjar, se encuentra en el centro de la localidad. Próxima a ella, se encuentra un antiguo rollo o picota, columna de piedra o ladrillo, en la que se exponían las cabezas de los ajusticiados o reos, según creemos.

13. MUNICIPIO DE SIRUELA.

siruelasiruela

            En el extremo meridional de la Siberia extremeña se encuentra el municipio  de Siruela. En la umbría de la sierra de su nombre, ocupa el centro de un ámbito espacial entre las aguas de dos embalses (Zújar y La Serena), que bañan su contorno.

           El topónimo que nombra la población se conecta con el de la sierra que domina la zona, habiéndose convertido en Siruela a partir de las formas Serreruela y Seruela primitivas. Durante la Edad Media su nombre fue Villanueva de Siruela.

img_0905

Plaza de España. En pleno corazón del pueblo se abre esta plaza, la cual destaca por su amplitud y por la belleza de su patrimonio arquitectónico. También encontramos en ella edificios públicos como son el Ayuntamiento, la Policía Local y el Juzgado de Paz.

Custodiada por las cigüeñas que en ella anidan, la Torre del Reloj se alza majestuosa junto a dos arcos de medio punto, siendo este conjunto parte del anterior escudo municipal. De forma cuadrada, fue construida de mampostería y ladrillo en el año 1953 y en su parte superior cuenta con un campanario.

El agua, elemento fundamental para la vida, ocupa un espacio privilegiado de acuerdo a su valor: el centro de la plaza. Hacia finales del siglo XV, un rudimentario pilón acercaba el agua al pueblo. Más tarde, pasó a ser una fuente de cuatro caños, mandada construir por el Conde de Siruela Don Gabriel de Velasco y de la Cueva en 1604, para suministrar el agua potable. Finalmente, esta fuente fue sustituida por la actual, de forma octogonal y con un caño a cada lado, cuyo material principal es el granito. A ella se acercaban los siroleños y siroleñas para llenar sus cántaros cuando no había agua en las casas, pasando a ser hoy un precioso elemento ornamental.

14. MUNICIPIO DE TALARRUBIAS.

talarrubiasescudo_de_talarrubias

bandera_de_talarrubias

           Es un pueblo llano, situado en el centro del espacio que delimitan los ríos Guadiana y Zújar y las Sierras de los Golondrinos y las Chimeneas. Se trata de un centro campesino de notable entidad donde todavía se conservan las huellas del señorío que secularmente lo distinguió. Su término municipal es el mayor de todo el territorio. Su proximidad a los pantanos de Puerto Peña, Orellana, La Serena y Zújar hacen de esta población un enclave estratégico de primer orden en la encrucijada de aguas.

talarrubias

img_0897

Iglesia de Santa Catalina de Alejandría. Del siglo XVI, es una mezcla de tres estilos arquitectónicos. Su estructura es gótica; los canecillos son renacentistas, y el enmarque y el campanario son mudéjar, aunque éste tiene una última fase de construcción barroca (siglo XVIII). 

15. MUNICIPIO DE TAMUREJO.

tamurejotamurejo

           Constituye uno de los núcleos más reducidos de la Siberia. Se localiza en el límite mismo de la provincia de Ciudad Real, ocupando la falda de un cerro, sobre un dominio accidentado de sierras de complicada orografía, pobladas de dehesa y monte bajo. La población constituye un modelo representativo de asentamiento tradicional, perfectamente integrado con el paisaje y escasamente transformado respecto sus peculiaridades y fisonomía seculares, salvo por las edificaciones modernas, que han comenzado a surgir en los últimos tiempos entre las viviendas serranas de factura popular propias del territorio, ocupando sobre todo la periferia de la trama antigua.

img_0896

Ermita de Ntra. Sra. del Rosario

16. MUNICIPIO DE VALDECABALLEROS.

rescudo_de_valdecaballeros

bandera_de_valdecaballeros

            Situado en la orilla izquierda del Guadiana, ocupando uno de los bordes de la Siberia, en el límite ya con los dominios de Las Villuercas. Se accede a través de una carretera de buena construcción, aunque de sinuoso trazado, que discurre bordeando el pantano de Puerto Peña, entre parajes de gran belleza paisajística. Se asienta en un ámbito de gran belleza natural, sobre un terreno que forma ligera pendiente, lo que da lugar a una organización urbanística muy típica por la variedad de formas, volúmenes y espacios, rica en rincones de apreciable encanto.

img_0895

Fuente en la plaza

17. MUNICIPIO DE VILLARTA DE LOS MONTES.

villarta-de-los-montes    villarta_de_los_montes

villarta

             Se enclava en un ámbito montuoso, en las estribaciones de las sierras de la Umbría, ya en los dominios de Toledo, ocupando el extremo más oriental de toda Extremadura. El gentilicio de sus naturales es villarteño/as. Su posición se encuentra bastante alejada de las restantes localidades de la zona (Herrera del Duque, Fuenlabrada y Helechosa) de las que la separa una orografía agreste, de enorme grandiosidad y belleza paisajística, en la que la naturaleza se manifiesta en todo su esplendor, cubierta de arbolado y vegetación.

villarta-de-los-montes

Iglesia de Santa María Magdalena. Situada en uno de los extremos de Villarta. El exterior es austero; está edificada con mampostería y ladrillo. Destaca su portada y su torre cuadrangular. Sus muros están reforzados con contrafuertes. El interior es sencillo, compuesto de una sola nave que da acceso ábside coronado  con una bella cúpula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s