¿La indiferencia como solución?

Nos estamos moviendo en un terreno tan resbaladizo que en cualquier momento puede producirse un serio problema social en España. Y si no aparece ya como resultado de la crispación lo es por –al menos así puedo detectarlo- por la indiferencia que mostramos. Nos inunda tanta información, variopinta aunque sesgada en su alcance, dirigida para despistar los temas de verdadera relevancia, machacona e insistente con lo que se quiere inculcar,  y que sale muchas veces de bocas tan sucias que, al final, el cansancio nos abruma y nos lleva a eso que parece detectarse y que no es otra cosa que la indiferencia, como manera de protección o autodefensa ante lo que se considera que puede dañar física, moral o emocionalmente. Un estado de neutralidad que realmente supone huir de los depredadores.

Seguir leyendo “¿La indiferencia como solución?”

El mundo de los incomprendidos

Si hay una faceta de las vivencias de una persona que denotan malestar es aquella de la incomprensión. Esa postura hostil externa que se burla de los sentimientos hasta el punto que hace decaer al incomprendido en lo más profundo del fango y que le impide salir a flote. Ves cómo queriendo recibir ayuda, no solo no se da sino que se humilla con la más absoluta descortesía humana que se produce cuando hay burla grotesca del estado.

Seguir leyendo “El mundo de los incomprendidos”

Los esperados cambios sociales

        Se dice que el paso de este mal que nos ha tocado padecer, y que ya duele hasta mentarlo, va a suponer un antes y un después en la mentalidad y forma de actuar del ser humano, por aquello de que el aprendizaje se ha hecho con la profusión necesaria como para no olvidar el mal trago a quienes la diosa fortuna ha perdonado de una fatídica y radical resolución vital. Seguir leyendo “Los esperados cambios sociales”

La lealtad como valor primario

          No reparo en volver una y otra vez sobre los valores que deben –o deberían- concurrir en los humanos para mejorar y hacer posible la convivencia en una sociedad que, con cierto lamento he de decirlo, parece buscar de manera frenética los ansiados objetivos materiales e intereses propios aun cuando para ello se tenga que prescindir de las más elementales reglas de respeto hacia los demás. Seguir leyendo “La lealtad como valor primario”

El respeto como premisa

        En la sociedad que vivimos nos hemos acostumbrado a ver cómo el personal se mueve con una alegría inusitada para conseguir sus propósitos de la forma que sea, dicho en el claro y manifiesto uso y abuso que se hace del insulto y la descalificación gratuita de los demás, porque así se piensa que uno se deshace de sus propias ataduras y debilidades para dejar en otros la mancha que pudiera aportarle un beneficio, aunque como digo sea utilizando los medios más espurios que permita la cobarde actuación. Seguir leyendo “El respeto como premisa”

El círculo de la amistad

            En esto de la amistad cada cual tiene su propia convicción de lo que representa, desde quienes, con una mentalidad totalmente abierta, suponen que tienen por amigos a todos los conocidos con los que se profesa una relación, aunque sea mínima o efímera; a otros más exigentes que prácticamente anulan la capacidad de congeniar con otros por considerar complicado que cumplan lo que exigen para integrarlos en este rango estrecho de las relaciones humanas. Seguir leyendo “El círculo de la amistad”