Aplicar la regla de los tres 8

         No es nada infrecuente ver en los distintos manuales psicológicos al uso, y repetidamente dicho por los especialistas en la materia, que las veinticuatro horas del día deberían pasar por el cumplimiento de la regla de los tres 8, esto es, ocho horas para trabajar, ocho horas para dormir, y otras ocho horas para el disfrute y ocio de cada uno. Seguir leyendo “Aplicar la regla de los tres 8”

El teatro de la vida

         Cuando miro el entorno que me envuelve, sea en el mundo del trabajo o en el espacio abierto por el que pueda transitar y compartir con otros semejantes las maravillas que el mundo nos brinda, no puedo cuanto menos que ver lo diferente que resultan las personas cuando están viviendo en sociedad y cuando se mueven en la soledad del espacio íntimo que posee cada uno. Al menos así lo presiento. Seguir leyendo “El teatro de la vida”

Disconformes consigo mismo

             Observar cómo actúa el ser humano me lleva a detectar que uno de los aspectos que más inciden en nuestro estado de ánimo es el grado de disconformidad que presentamos con nosotros mismos. Digo ello por cuanto es casi una constante en el ser humano mirarse en el espejo de la vida para descubrir que no estamos del todo agradecido con lo que somos y cómo somos. Siempre hay una pega para estar insatisfechos y, por ende, para descubrir que lo que está alrededor nuestro siempre es mejor. Seguir leyendo “Disconformes consigo mismo”